Progreso en tiempos de confinamiento

Civismo, empatía y solidaridad son mecanismos para dinamizar lo Divino que reside en nosotros… y, de tarde en tarde, suceden acontecimientos que nos sacuden como comunidad y nos hermanan ante la adversidad precisamente para que esos mecanismos conscienciales salgan a la luz…

El Espiritismo, el de verdad, conlleva un compromiso moral y una sensibilidad espiritual (que podríamos entender también como despertar de conciencia), y en este sentido, como espíritas, debemos esforzarnos por superar conceptos como «castigo» (pero también «caos» y/o «azar»)… y ver todo esto del covid-19 como un reajuste necesario a nivel social, humano y conciencial, ‘sacudidas’ imprescindibles para evolucionar, es decir; salir de la zona de confort de nuestro ego, superar el individualismo, el materialismo, etc.…

Dale que hay más ...

¿Qué es y qué no es el Espiritismo?

El Espiritismo es la ciencia que trata de la naturaleza, origen y destino de los espíritus y de sus relaciones con el mundo corporal. Es a la vez, una ciencia de observación y una doctrina filosófica. Como ciencia práctica consiste en las relaciones que se pueden establecer con los espíritus, como doctrina filosófica, comprende todas las consecuencias morales que se desprenden de semejantes relaciones.
El Espiritismo, haciéndonos conocer el mundo invisible que nos rodea y en medio del cual vivimos, las leyes que lo gobiernan, sus relaciones con el mundo visible, la naturaleza y el estado de los seres que lo habitan y, en consecuencia, el destino del hombre después de la muerte, es una autentica revelación en el sentido científico de la palabra.
Dale que hay más ...

Acción de la Oración. Transmisión del Pensamiento

El espiritismo permite comprender la acción de la oración, porque explica el modo como se transmite el pensamiento, ya sea que el ser a quien oramos atienda nuestro llamado, o que simplemente llegue hasta él nuestro pensamiento.

A fin de que comprendamos lo que sucede en esa circunstancia, debemos imaginar que todos los seres, estén encarnados o desencarnados, se hallan sumergidos en el fluido universal que ocupa el espacio, tal como nosotros nos encontramos, en este mundo, dentro de la atmósfera.

Dale que hay más ...

La forma no es nada, el pensamiento lo es todo

Los Espíritus no prescriben ninguna fórmula absoluta para las oraciones. Cuando lo hacen, es con el fin de fijar las ideas y, sobre todo, para llamar la atención sobre ciertos principios de la doctrina espírita. También lo hacen para ayudar a las personas que tienen dificultades para transmitir sus ideas, porque las hay que no creerían haber orado realmente si sus pensamientos no hubiesen sido formulados mediante la palabra.

(…) El espiritismo reconoce como buenas las oraciones de todos los cultos, cuando se dicen con el corazón y no con la boca.

Dale que hay más ...

Control Universal de la Enseñanza de los Espíritus

Si la doctrina espírita fuese una concepción meramente humana no tendría otra garantía que las luces de quien la hubiera concebido. Ahora bien, nadie en este mundo podría abrigar la pretensión fundada de poseer sólo para sí la verdad absoluta.

Si los Espíritus que la han revelado se hubiesen manifestado a un hombre solamente, nada garantizaría su origen, pues sería preciso creer en la palabra del que dijera haber recibido de ellos su enseñanza.

En caso de que se admitiera una absoluta sinceridad de su parte, a lo sumo podría convencer a las personas con quienes estuviera relacionado; conseguiría adeptos, pero nunca llegaría a congregar a todo el mundo.

Dale que hay más ...

¿Existen los Espíritus?

La causa principal de la duda relativa a la existencia de los Espíritus radica en la ignorancia de su verdadera naturaleza. Por lo general, las personas imaginan a los Espíritus como seres aparte en la creación, cuya necesidad no está demostrada.

Muchas sólo los conocen a través de los relatos fantásticos con que fueron acunadas en la niñez, a semejanza de las que sólo conocen la historia a través de las novelas. No intentan averiguar si esos relatos, despojados de sus accesorios ridículos, encierran algún trasfondo de verdad, y sólo las impresiona el lado absurdo que ellos revelan.…

Dale que hay más ...

Reflexiones ante el cadáver de un amigo

¿Dónde estás? ¡Oh mi buen amigo! ¿Dónde estás que no te veo? Porque tú no permaneces ya en ese cuerpo que yace ante mí yerto y rígido; no, tú no estás ya ahí, tú estás quizá a mi alrededor, contemplándome, asombrado de mi indiferencia para contigo, en tanto que mis pobres ojos físicos faltos de videncia espiritual no pueden verte.

Mil pensamientos acuden a mí ante la que fue tu envoltura carnal. ¡Ah, si en estos instantes mi presencia junto a tu cadáver evocara en ti el recuerdo de las frecuentes pláticas que sobre el Más Allá sosteníamos y en las que tú solías asentir a mis explicaciones!…

Dale que hay más ...

Los Dos Espiritismos (Que no lo son tanto…)

Desafortunadamente aún estamos distantes de controlar nuestro ego, y por esto podemos observar dentro del movimiento espírita a aquellos que en el nombre de la responsabilidad o la divulgación, hacen del Espiritismo una causa personal, y terminan radicalizando sus miras y objetivos hasta el punto de llevar uno o varios aspectos doctrinarios de manera bastante desenfocada.

Los espíritas (llamémosles ‘religiosos’ para entendernos) no lo hacen todo lo bien que cabría esperar, por supuesto, y van por ahí adoctrinando como nuevos evangelistas… Pero también es cierto que los ‘científicos’ no lo hacen mejor, porque (en nombre de una razón no del todo gestionada), van dejando de lado aspectos espirituales que forman parte del ADN espírita y terminan gestando un Espiritismo castrado y modelado según el patrón de sus prejuicios y pretensiones cientifistas….…

Dale que hay más ...

El Evangelio según el Espiritismo no es una obra «menor» dentro de la codificación

Esa porción de divulgadores y seguidores enroscados en el discurso de la actualización (con más de cientificismo que de renovación), que considera esta pieza del Pentateuco espírita como una especie de «traspié» de Kardec, delata que algunos aún no han captado la sublimidad del mensaje espírita; aquel que va más allá de los prejuicios intelectuales y los juegos de la razón divorciada del corazón…

No por capricho o accidente la pléyade espiritual que inspiró el Espiritismo dictó esta obra de la Codificación que es, además, expresión directa y necesaria de su aspecto moral, donde nace la fuente ética del mismo.…

Dale que hay más ...

Seguid al Espiritismo …A los espíritas, no siempre

Siguiendo el ejemplo del codificador, nunca está demás recurrir al buen sentido como señal indicadora de los mensajes de los buenos espíritus, pero claro; una comunicación o una idea no es detentora de buen sentido sólo porque halague nuestro ego… o porque nos sea más cómodo para no tener que tocar aquello que debe ser revisado (por coherencia doctrinaria y sentido del progreso) o por no contradecir la opinión venerada de tal o cual «doctor» de la ley espírita

Tenemos que tener la autoconciencia necesaria para servir al Espiritismo tal como fue codificado (y adaptarlo naturalmente a los nuevos tiempos), y no servirnos del mismo para dar vehículo y expresión a los atavismos y condicionamientos que no le pertenecen, y que tan mala impresión causan en el neófito… 

Dale que hay más ...
1 2 3 14