Reflexión: Nuestros seres queridos desencarnados

Siendo espíritas,

¿por qué hablamos de nuestros seres queridos desencarnados como si ya no estuviesen?

¿Por qué hablamos de “era de tal o cual manera”, como si ya no fuese?

¿Por qué les mencionamos como si ya no vieran, ya no rieran, ya no te pudiesen abrazar o ver?

Mantengamos presente a los amores, a las relaciones afectivas, a la emoción de lo que fue, pero recordemos que no han desaparecido.

No hay tal “velo” que nos separa, sino un cerrar de ojos y sentirles sin los sentidos.

Vacunémonos contra la perspectiva materialista que nos distrae o la inmediatista que nos golpea en lo profundo.

Para todas las personas que nos leen y están o estarán en proceso de duelo: sepan que les acompañamos, les pensamos, les abrazamos y les comprendemos.

Ustedes también son razones por las que compartimos la filosofía espiritista y les agradecemos su cariño y afecto.

Por José Arroyo. (Puerto Rico) – Publicado el domingo 19 de septiembre de 2021 en su perfil público de Facebook: Jose Arroyo | Facebook

Escrito por Colaboraciones

Colaboraciones

Bajo este perfil se publican escritos, publicaciones o extracciones de autores puntuales o anónimos. En el caso de que esté firmado se publicarán los datos del autor/a al final de cada artículo y/o texto.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.