Términos asociados al Espiritismo

En distintas ocasiones algunos pensadores espíritas han advertido sobre la inconveniencia de colocar adjetivos al espiritismo apuntando que esta denominación es suficiente para dar una clara idea de lo que con ella quiere expresar, en tanto se está haciendo referencia a la doctrina fundada por Allan Kardec en el siglo XIX y por él definida en el prólogo de su libro ¿Qué es el espiritismo? como “la ciencia que trata de la naturaleza, origen y destino de los espíritus y de sus relaciones con el mundo corporal”.

Allí mismo también declaró que “el espiritismo es a la vez una ciencia de observación y una doctrina filosófica. Como ciencia práctica, consiste en las relaciones que pueden establecerse con los espíritus; como doctrina filosófica, comprende todas las consecuencias morales que se desprenden de semejantes relaciones”

Pareciera que a la luz de tan rotundos pronunciamientos no debería quedar margen para interpretaciones ambiguas, y que los seguidores de esta doctrina, es decir, los espíritas, tendrían bien claro cuáles son las bases fundamentales de esta novedosa propuesta ideológica, ubicada en el marco general de la filosofía espiritualista pero distanciada de presupuestos dogmáticos o religiosos, y que a la vez proclamaba su adhesión al pensamiento racionalista y a la investigación científica pero completamente enfrentada a las doctrinas materialistas.

Sin embargo, el espiritismo, en su marcha por Europa y América, durante más de siglo y medio, acusó variadas influencias, religiosas o culturales, provenientes de particulares interpretaciones que le han dado algunos de sus seguidores, movidos por el interés de adaptar los principios básicos de la nueva doctrina a sus propios criterios, o, también por la aceptación acrítica de mensajes trasmitidos por los médiums que les acompañan y que exhiben como provenientes de espíritus de gran renombre, con la inocultable intención de transformarla en una religión.

En muchas instituciones en las que se dice seguir a Kardec o se pregona fidelidad a su pensamiento, éste se halla desfigurado y confundido en medio de las más insólitas creencias y prácticas ceremoniales.

El propio Kardec en su tiempo ya debió enfrentar las intenciones de ciertos líderes y médiums de desconocer su autoridad intelectual y moral para dirigir el movimiento espírita y delinear sus directrices, a objeto de implantar extrañas teorías travestidas de “revelaciones divinas” y tomar el control institucional, como fue la intención del abogado bordelense Jean-Baptiste Roustaing con su estrafalario libro Los cuatro evangelios. Revelación de la revelación, a cuyo frente colocó la etiqueta “espiritismo cristiano”.

En nuestro Movimiento de Cultura Espírita CIMA, igual que en las entidades integradas a la Asociación Espírita Internacional CEPA, hemos venido remarcando algunas expresiones que asociamos a nuestra visión del espiritismo para insistir en la necesidad de preservar su esencia, como filosofía científica, filosófica y ética, proveniente de una novedosa colaboración entre desencarnados y encarnados, y de mantener fresco y vigente su proyecto transformador para darle a la humanidad una comprensión global de Dios y el universo, que facilite caminos en su inconmensurable proceso evolutivo.

No pretendemos agregar adjetivos al espiritismo. Queremos, eso sí, reafirmar el empleo de aquellos términos cuya significación se encuentra en armonía con su auténtica propuesta.

Es así que nos referimos a un espiritismo kardecista, laico, racionalista, librepensador, adogmático, humanista, plural, dialéctico, progresivo y progresista, y podríamos añadir otros vocablos que apuntan en la misma dirección, vinculados a los más nobles atributos del ser humano, y a las justas aspiraciones por un mundo más amoroso, fraterno, libre, justo y equitativo.
Un espiritismo así presentado no deja lugar a equívocos.
Es un espiritismo como pensó y soñó Allan Kardec.

Por Jon Aizpúrua. Publicado en la “Editorial” de la revista Evolución. Venezuela Espírita. 2ª Estapa. Nº 10 Abril de 2021. Puedes descargar un ejemplar en PDF desde este enlace: Revista Evolución (cimamovimientoespirita.org)

Escrito por Colaboraciones

Colaboraciones

Bajo este perfil se publican escritos, publicaciones o extracciones de autores puntuales o anónimos. En el caso de que esté firmado se publicarán los datos del autor/a al final de cada artículo y/o texto.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.