Manuel Corchado y Juarbe y su propuesta de Enseñanza del Espiritismo ante las Cortes Españolas

Nos parece de suma importancia que rescatemos de nuestra historia la labor encomiable que tuvo nuestro prócer y diputado en las Cortes Españolas, Manuel Corchado y Juarbe, por presentar un Proyecto de Ley para que se incluyera en la enseñanza pública superior el estudio del Espiritismo.

Este hecho histórico fue el 26 de agosto de 1873.

No menos importante es señalar que en las Cortes Españolas, junto a otros diputados como Castelar, Pi Margal y otros, fue uno de los que con su esfuerzo consiguió la aprobación de la ley que abolía la esclavitud en Puerto Rico.

En ese momento histórico (enero de 1874) España sufrió un golpe de estado, lo cual impidió que la reforma fuese considerada en las Cortes. El Lic. Néstor A. Rodríguez en su libro, Historia del Espiritismo en Puerto Rico, lo menciona como: “el hombre del siglo XIX por excelencia”.

Don Manuel Corchado y Juarbe absorbió todas las ideas progresistas de su época y tuvo la valentía de defenderlas.

Además, se le considera como el precursor del Espiritismo en Puerto Rico.

Por lo tanto, es fundamental que comencemos con una breve biografía de nuestro compatriota para comprender el contexto histórico de su valerosa hazaña.

Manuel Corchado y Juarbe nació en Isabela, Puerto Rico, en 1840, y desencarnó en la ciudad de Madrid en 1884.

Fue una de las figuras más respetadas de su época. Fue elocuente orador, poeta, jurista, legislador erudito y se le considera un gran ser humano.

Hace sus estudios primarios en Puerto Rico y a los 15 años parte hacia Barcelona. En 1861 obtiene el grado de Bachiller en Artes.

En 1866 funda la Revista las Antillas.

Se gradúa de abogado en 1867 y más tarde recibe el grado de Doctor en la misma disciplina.

En 1868, año en que se afilia al Partido Republicano Federal en España, publica su primer libro: Abraham Lincoln.

Luego publica: Dios: réplica al Señor Suñer y Capdevila (1869), Las barricadas (1870) y La pena de muerte (1871).

Es elegido diputado a cortes por el distrito de Mayagüez en 1871, a raíz de haber triunfado en España el ideal democrático y establecerse la república.

Un año más tarde publica “Historias de ultratumba”.

En el momento en que Corchado arriba a Barcelona, recién surgía la Sociedad Espiritista de Cádiz.

Ésta habría de disolverse dos años más tarde, debido a las presiones de la Iglesia Católica.

Poco tiempo después se fundan las Sociedades de Sevilla, Madrid y Barcelona.

Es en este período que surgen las figuras de mayor relieve del Espiritismo español: Amalia Domingo Soler (también activista feminista) y Miguel Vives.

Durante su estadía en Barcelona, Corchado entra en contacto con otras importantes personalidades y todo apunta a que se inició en el Espiritismo hacia el 1860.

Creemos oportuno señalar en este punto, que El libro de los Espíritus fue publicado por Allan Kardec en el 1857.

Además, es sumamente importante mencionar que el año de 1868 marca el ascenso al poder de los liberales en España.

Con los liberales al poder se crearon las expectativas entre los intelectuales progresistas como Corchado.

Los espiritistas, que hasta ese momento habían sido desprestigiados y perseguidos, vieron las promesas de reforma como el principio de una nueva era de libertades que permitiría la práctica y difusión de sus creencias, sin la intervención del estado.

Esto produjo un cambio de mentalidad en todos los sectores de la sociedad española; incluido nuestro compatriota.

En ese momento, los espiritistas establecieron una correlación entre la idea del progreso material, propulsado por la ideología liberal y la idea del progreso de los espíritus.

Este fue el momento histórico cuando tuvieron la valentía cinco grandes hombres de presentar una enmienda al artículo 30 de la ley de Instrucción Pública, para establecer una Cátedra de Espiritismo, sumada a la Facultad de Filosofía.

Estos hombres fueron: José Navarrete, Manuel Corchado y Juarbe, Luis F. Benítez, Anastacio García López y Manuel Redondo Franco.

Parte de la proposición de la enmienda presentada lee así:

“Los diputados que suscriben, conociendo que la causa primera del desconcierto que por desventura reina en la nación española en la esfera de la inteligencia, en la región del sentimiento y en el campo de las obras, es la falta de fe racional, es la carencia en el ser humano de un criterio científico a que ajustar sus relaciones con el mundo invisible, relaciones hondamente perturbadas por la fatal influencia de las religiones positivas, tienen el honor de someter a la aprobación de las Cortes Constituyentes la siguiente enmienda al proyecto de ley sobre reforma de la segunda enseñanza y de las facultades de filosofía, letras y ciencias”.

El plan de enseñanza propuesto es muy abarcador, por lo tanto, a continuación solamente ofrecemos un breve resumen del mismo:

– Espiritismo fundamental, Curso elemental del Espiritismo
– Pluralidad de los mundos habitados, Teoría del progreso universal indefinido
– Primera parte: Primer tratado: Dios, Segundo tratado: La creación, Tercer tratado: El espíritu
– Tercera parte: Primer tratado: Magnetismo y fluidos, Segundo tratado: Espiritismo experimental y de la comunicación, Tercer tratado: La vida futura y la reencarnación; Cuarto tratado: Vida planetaria, problemas sociales, múltiples aplicaciones y caridad
– Cuarta parte: Primer tratado: Catecismo de la doctrina Kardeciana, Código moral y religioso, Segundo tratado: Progreso indefinido; Tercer tratado: El Espiritismo aplicado a las ciencias físiconaturales; la nueva revelación, fe o porvenir, el ideal espiritista

Menciona el Lic. Néstor Rodríguez en su libro, que en la Revista de Estudios Psicológicos que se publicaba en Barcelona por los años 1868 a 1873, se encuentra el siguiente juicio acerca del proyecto enmendado que mencionamos anteriormente:

“Valor a toda prueba se necesita para desafiar el ridículo en pleno Parlamento, ante la glacial indiferencia de los unos, de los más, ante el ateísmo de unos pocos y la completa y pasional ceguera de las religiones positivas. Que la historia nacional grabe en sus páginas estos nombres como el más bello ejemplo del civismo, en la hora crítica que atraviesa España”.

Como podemos observar, estos hombres, incluyendo a nuestro compatriota Manuel Corchado y Juarbe, estaban adelantados a los tiempos.

Aún hoy, en pleno siglo XXI, nos encontramos con los retos de propagar el Espiritismo como la filosofía que nos provee la fe razonada para la esperanza en el porvenir.

Estamos confiados que aunque el camino todavía es arduo, tenemos las fuerzas y la ayuda espiritual para seguir abriendo los caminos que nos conducen por la ruta correcta. Contamos con nuestros benefactores y los espíritus de luz que rigen los destinos del planeta.

Por Rosaida Feliciano

_________
REFERENCIAS: Biografía Manuel Corchado y Juarbe, Vicente Géigel Polanco, 1975 Historia del Espiritismo en Puerto Rico, Néstor Rodríguez, 1991

Artículo publicado en la revista A la Luz del Espiritismo: Publicación de la Escuela Espírita Allan Kardec (Puerto Rico) Año 3. Nº12. Diciembre de 2017

Escrito por Colaboraciones

Colaboraciones

Bajo este perfil se publican escritos, publicaciones o extracciones de autores puntuales o anónimos. En el caso de que esté firmado se publicarán los datos del autor/a al final de cada artículo y/o texto.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.