Desarrollo Científico del Espiritismo

En la historia, hubo una gran separación entre lo que era el materialismo y la religión.

Todo lo que no puede demostrarse por el método científico es considerado místico o fantasioso, saliendo Dios del contexto de la ciencia.

La justificación que ha venido utilizándose es que la religión hacía que el hombre estuviera sometido.

En los siglos XVIII y XIX el materialismo se hizo muy presente, todo debía de ser comprobado físicamente, matemáticamente, filosóficamente, sino perdía su valor.

Y el espiritismo nace en la cuna de la ciencia.

Allan Kardec, aun escéptico con los fenómenos de las mesas giratorias, después de ser invitado a uno de los salones más representativos de la alta sociedad parisiense, observa cuidadosamente y empieza a buscar la razón por la cual, tales fenómenos ocurrieran.

A partir de ahí, empezaron las investigaciones, dando lugar a la hoy conocida como doctrina de los espíritus, donde, por primera vez, el propio fenómeno da respuesta y explica su verdadero origen.

Algo no solo innovador sino también único.

La doctrina espirita se fundamenta en tres aspectos principales: filosófico, científico y religioso (en España este último se entiende más como Moral o de consecuencias morales).

Isis Sinotti da un ejemplo muy esclarecedor sobre este tema en la “Serie psicológica Joanna de Angelis”, refiriéndose al pensamiento científico.

Comenta que, asistiendo a un documental, ve a un científico que, levanta un cono y pone a un ratón dentro del cono, seguidamente, introduce a un gato suelto dentro de este ambiente, y comenta que él sabe que el ratón está dentro del cono y el gato irá en su búsqueda. ¡Y eso hizo el gato! A partir del momento en que el gato entra en el cono, nadie más podría ver lo que lo que habría de suceder en el interior, pero es fácil que podamos deducir lo que sucedió: lo más probable es que el gato cazara al ratón.

El científico concluye que eso es ciencia, todo el proceso de investigación en sí.

Si nosotros nos dedicásemos ahora a empezar a indagar todas las posibilidades al respecto de si el gato persiguió al ratón, o la inversa; este sería el aspecto filosófico del experimento.

Y la religión se halla justamente donde nuestra razón o nuestra objetividad no encuentra respuestas.

Porque la religión iría más allá de lo que la razón puede explicar.

El aspecto moral tiene que transcender el Ser.

Dentro del contexto histórico de la época, Hippolyte Léon Denizard Rivail, que más tarde adoptaría el seudónimo de Allan Kardec, usaría el método científico comenzando a estudiar el fenómeno y a entrevistar a todos aquellos que de una manera u otra estaban involucrados, con la intención de descubrir la verdad.

Ya era de su conocimiento, por aquel entonces, que los fenómenos se reproducían en muchos lugares del mundo y con las mismas características.

Una vez convencido de la veracidad de los mismos y de su naturaleza eminentemente espiritual, consciente de la gravedad y la importancia de los hechos, decide dar un paso adelante.

Con posterioridad, previo a la codificación de lo que sería El Libro de los Espíritus, entra en contacto con el máximo de médiums posibles, y enviándoles las mismas preguntas con la finalidad de contrastar las respuestas, comienza a construir el edificio doctrinario.

El 18 de abril de 1857 se publicaría la primera edición del “El libro de los Espíritus”.

Años más tarde, Allan Kardec nos trae en otra publicación, La Génesis, la siguiente aclaración “Espiritismo y Ciencia se complementan recíprocamente, la Ciencia sin el Espiritismo se encuentra en la imposibilidad de explicar ciertos fenómenos, sólo por las leyes de la materia, al Espiritismo sin Ciencia le faltaría explicación.”

El profesor Gregorio Sánchez de la Universidad de Murcia, esclarece en una de sus conferencias que “- Cuando hablamos de ciencia y métodos científicos, el primer aspecto clave es la diferenciación entre conocimiento científico y otros tipos de conocimientos.

Si vamos a la epistemología o la filosofía de la ciencia, podemos encontrar diferentes posturas de lo que es ciencia y cuál es la demarcación de ciencia.

Hay una concepción purista que viene de las ciencias exactas, que afirma que conocimiento científico es aquel que puede ser objetivamente probado, que se basa en leyes y teorías generales, por lo tanto, pueden ser objeto de predicciones y que para su comprobación se basa en términos y métodos cuantitativos.

En contrapartida tenemos la concepción social de la ciencia, que afirma que cualquier conocimiento que sea socialmente útil, y que sea aceptada por la sociedad, en este caso por la comunidad científica y tenga el consenso de la misma, es considerado ciencia.

A lo largo de la filosofía de la ciencia estas dos posturas extremas han llegado a una postura conciliadora, en una especie de acuerdo de lo que se considera ciencia. Lo que cumpla tres condiciones básicas,

  • en primer lugar, que tenga una materia de estudio concreta y específica;
  • en segundo lugar, que presupone la existencia de uniformidades y regularidades subyacente a los fenómenos;
  • y en tercer lugar, aquella disciplina que adopta el método científico como forma de comprobación de veracidad de los fenómenos”

A partir de la publicación “Le Livre des Esprits” en Paris en el año 1857 primera edición, se produjo un cambio extraordinario en lo que se dice al respecto a la visión del espíritu como hombre (alma, encarnado) y espíritu fuera de la experiencia corpórea.

Dando un salto histórico a la actualidad, existen hoy miles de centros espíritas en el mundo, que realizan obras sociales ejemplares, inspiradas por el aspecto moral del espiritismo.

Además, algunas universidades en Brasil, tienen en los cursos de medicina asignaturas optativas como, medicina y espiritualidad, en las cuales se hacen estudios específicos sobre los recientes descubrimientos del Dr. Sergio Felipe de Olivera, Psiquiatra brasileño, Master en Ciencias (USP) y destacado investigador en el área de Psicobiofísica.

Su investigación aúna conceptos de la Psicología, Física, Biología y del Espiritismo.

En ella demuestra que parte del cerebro, concretamente la glándula pineal está directamente ligada a la facultad mediúmnica; que es uno de los fenómenos más comunes en el medio espírita.

Este fenómeno fue y sigue siendo objeto de investigación de varios científicos.

Julie Beischel, Phd. en Farmacología y toxicología Instituto Windbrigde, USA. Realiza investigaciones con médiums.

En ellas usa varios métodos para asegurar la fiabilidad de sus investigaciones, como investigación de prueba e investigación aplicada, además del quíntuplo ciego.

La Doctora Julie Beischel afirmó que el paradigma de investigación utilizado es fácilmente replicable y ocurre a voluntad por lo que no tienen que intentar captar eventos espontáneos o experiencias tal y como ocurren.

Muy al contrario, puede llevar la mediumnidad al laboratorio y estudiarla bajo condiciones controladas.

Otro investigador, Alexandre Moreira de Almeida, de la Universidad de Sao Paulo – Brasil, después de estudiar más de 115 médiums espíritas, afirma que la mayoría de los médiums desarrollaron la mediumnidad cuando eran niños.

La mayor parte de ellos tenía un alto nivel socio-educacional y un bajo nivel de trastornos psiquiátricos.

Así, los médiums, que tantas veces han sido tachados de “locos” que creen hablar con los espíritus, resultan ser a la luz de esta investigación personas sin ningún problema psiquiátrico y con un alto nivel de escolaridad.

El Doctor Paulo Rossi, investigó las cartas recibidas por el médium brasileño Francisco Candido Xavier, el más notable médium del siglo XX, autor de más de 411 libros dictados por los espíritus.

La investigación confirmó que el

  • 93,3% de las personas que visitaron a Chico Xavier no le conocían anteriormente.
  • 62,2% de los mensajes citaban más de 6 hechos comprobados.
  • 71,1% de sus revelaciones tenían información detallada de fallecidos que posteriormente fue confirmada por sus familiares.

Rossi concluyó, que las informaciones reveladas por Chico Xavier, provenían realmente de espíritus de personas muertas, descartando cualquier tipo de fraude.

Entre tantos otros científicos y médicos que siguen investigando en la actualidad, no podríamos dejar de nombrar la Dra. Marlene Nobre (1937-2015) que impulsa la creación y la construcción del conocimiento Médico – Espírita.

Por medio de estudios e investigaciones que comprueban el Paradigma Espírita – entre otros principios, la supervivencia del alma, la comunicabilidad entre espíritus, la reencarnación, la constitución del ser humano en cuerpo físico, cuerpos sutiles y espíritu – demostrando su contribución al progreso de la Ciencia y la Medicina como un todo, dada la importancia de que se revisten, evidenciando el carácter bio-psico-socio-espiritual de cada individualidad.

De esta forma, está ligada al área educativa, pues pretende llevar estos conceptos a la Universidad y contribuir, efectivamente, al cambio del paradigma materialista de la Ciencia, vigente hasta el presente momento.

Es parte, igualmente, de sus objetivos, difundir el ideal médico-espírita, a través de simposios, congresos, videos, boletines y otros medios de comunicación, y vivirlo en el ambiente hospitalario y ambulatorio, no reduciéndose exclusivamente a la atención médica.

La idea de la creación de esta institución surgió en el año 1968, por un grupo de médicos que se reunía en la casa del médium, Spartaco Ghilardi, a la calle Rosa e Silva, en São Paulo, y evidentemente sólo podría haber sido “programada” antes de la reencarnación.

El 30 de marzo de ese año, su fundación fue concretada en la biblioteca del Hospital San Lucas, en San Pablo, bajo las bendiciones del Dr. Bezerra de Menezes y Batuíra.

Más tarde, hacia 1995, se creó la Asociación Médico-Espírita de Brasil ( www.amebrasil.org.br ) con el propósito de agregar todas las AME existentes en Brasil.

Desde la fundación de la AME-SP, formaron parte de su cuadro asociativo, en los más diversos cargos, espíritus de la más elevada consideración, como Antonio Ferreira Filho, Luiz Monteiro de Barros, Roberto Brio, Reynaldo Kuntz Busch, Adroaldo Modesto Gil, Eurico Branco Ribeiro y Elisabeth Rezende Nicodemo, Marco Antonio Palmieri y Sergio Felipe de Oliveira, sumados a otros diversos colaboradores.

Desde 1980, la AME abraza también a otras clases de profesionales liberales interesados en el Área de la Salud o en investigaciones afines, manteniendo la exigencia de que sean espíritas.

Entre las actividades ya desarrolladas por la entidad, podemos citar tres SIBRAPAMEs – Simposio Brasileño de Parapsicología, Medicina y Espiritismo – realizados en el auditorio principal de la USP; conferencias con autoridades internacionales tales como el Dr. Ian Stevenson, H. N. Banerjee, Thelma Moss y Cleve Baxter; producción de Boletines, en un total de once, además de videos de los cursos y conferencias producidas por sus miembros.

A partir de 1991, cada dos años, se realizó el Mednesp, congreso médico-espírita de ámbito nacional, que dio origen, en 1995, a la Asociación Médico-Espírita de Brasil – institución que congregó a las AME de todo el país y que en 1997, a ser responsable de la realización de los congresos nacionales, habiendo traído desde 2003, ilustres invitados extranjeros que dieron brillo al evento, como los profesores Dr. Harold Koenig, Amit Goswami y Peter Fenwick.

La Asociación Médico-Espírita Internacional (AME – INTERNATIONAL) fue fundada el 4 de junio de 1999, en São Paulo, Brasil, durante la realización del II Congreso de la Asociación Médico-Espírita de Brasil y el I Congreso Médico Espírita Internacional.

Participaron de la fundación representantes de Argentina, Brasil, Colombia, Guatemala, Panamá y Portugal. En esa oportunidad, se constituyó una junta directiva interina formada por tres países y sus representantes, cuyos cargos fueron ocupados de la siguiente manera: BRASIL (Presidencia: Dra. Marlene Rossi Severino Nobre), PANAMÁ (Vicepresidencia: Dra. Maria da Graça Simões de Ender) y PORTUGAL (Dr. José Francisco Ribeiro da Silva), la cual tuvo vigencia funcional desde el 4/6/1999 al 18/6/2011.

Actualmente, son nueve los países que integran AME-International: Argentina, Brasil, Colombia, Cuba, Estados Unidos, Guatemala, Panamá, Portugal, Suiza.

Desde 2001, ha realizado numerosos eventos en los continentes americano y europeo, en los siguientes países: Canadá, Estados Unidos, Alemania, Bélgica, Francia, Holanda, Italia, Irlanda, Luxemburgo, Portugal, Reino Unido y Suiza.

Con estos eventos – congresos y seminarios – y también con publicaciones de libros e investigaciones científicas, han procurado divulgar el significado y el alcance del paradigma médico-espírita y su contribución a la expansión del nuevo movimiento denominado de Medicina y Espiritualidad y Medicina Integral.

La visión del hombre integral, con cuerpo físico, periespiritu y espíritu como un ser complejo, único e inmortal, es hoy esta tan consolidada que es fuente de estudio en universidades, laboratorios, hospitales, y, solamente este último dato, llegando hoy en Brasil con quince hospitales espíritas.

Bibliografía_____
Revista Año Cero; Vida después de la vida, artículo de Mado Martinez y Elaine Vieira.
Conferencia: Metodología de investigación. Método científico y tipo de investigación. Universidad de Murcia, Gregorio Sánchez Martín.
Serie psicológica Joanna de Angelis, presentado por Isis Sinotti y Claudio Sinotti.
Biografía de Allan Kardec.
Libro Ciencia y Más Allá de Mado Martinez.
Libro de los Espíritus de Allan Kardec.
Web sites AME- Asociación Médico Espírita de Sao Paulo / Brasil / Internacional.

Por  Wellignton Bossi Centro Espírita Amalia Domingo Soler de Barcelona

Publicado en la Revista Espírita de la Federación Espírita Española. Tema “Medicina y Espiritismo”. Nº18. Enero de 2018

Escrito por Colaboraciones

Colaboraciones

Bajo este perfil se publican escritos, publicaciones o extracciones de autores puntuales o anónimos. En el caso de que esté firmado se publicarán los datos del autor/a al final de cada artículo y/o texto.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.