Blog Juanma: 3 Consejos

1 – Si quieres que el Espiritismo sea más conocido y mejor comprendido, despréndete de términos como “evangelizar” (y similares); por sensatez, pero también por respeto a las fuentes originales…

Hay expresiones que nunca pertenecieron a su corpus doctrinario, por más que se hayan hecho populares en territorios concretos y ambitos culturales particulares.

2 – Para ser un buen y útil espírita no es indispensable formar un grupo, asistir a congresos o dar una charla por Internet; basta que, sensibilizado con su mensaje, (con responsabilidad y paz) prestes atención a tu autoreforma

Las actividades externas tienen su lugar, pero mucho más relevante es el trabajo interior: sin Espiritismo interno toda actividad pública (por reconocida que sea) es una cortina de humo…

3 – Se puede mantener una actitud abierta y comunicadora sin necesidad de recurrir al adoctrinamiento; es la diferencia entre aleccionar y transmitir.

El Espiritismo no vino para convertir o conducir de manera aleccionadora sino para apoyar y transmitir; pero aún esto debe hacerse de manera natural y fraterna, cuando toque y sin recurrir al proselitismo

Nuestro deber no es “hacer espíritas” sino transmitir la reflexión espírita… Aclara las dudas que el Espiritismo resuelve, apoya y consuela, esto es lo más importante, porque para hablar o divulgar el Espiritismo no hace falta hacer engrosar las filas del mismo.

Por Juan Manuel Ruiz González, a 2 de diciembre de 2020

Escrito por Juanma

Juanma

Juan Manuel Ruíz González es miembro de la Asociación Espírita José Grosso de la ciudad de Córdoba (España) y fundador del grupo de Facebook “Doctrina Espiritista”. También escribe artículos en publicaciones espíritas como el periódico madrileño “El Ángel del Bien” y es asiduo colaborador de la web Zona Espírita.

Comentario en “Blog Juanma: 3 Consejos

  1. Excelente reflexión. Transmitir, de acuerdo a la persona con la que comunicamos, porque no todos necesitan los mismos alimentos ni las mismas cantidades. El proceso interior, inevitablemente, se muestra a través de nuestros actos, y es el ejemplo el verdadero modo de transmitir. Ofrecer, pero no imponer, ni siquiera de un modo sutil, porque la mejor lección que podemos dar es mientras escuchamos. Un fraternal saludo

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.