Micro-reflexión sobre el Espíritu Emmanuel

Sin ser fan de ningún autor espiritual decir que Emmanuel es un espíritu poco elevado, es tan simplista como, a la vez, hacer un altar al ego.

Él no habla de ciencia, habla de moral. Y dice muchas cosas fáciles de comprender por todos si se va a la esencia. Falible es como falible era Chico.

Pero ver la mota de polvo, el desliz por encima de toda la obra, es tan miope como el fanático que lo toma todo al pie de la letra, y cree en la infalibilidad.

Un Emmanuel o un André Luiz no deja de ser un espíritu en evolución, como lo somos todos los de este plano, lo cual no le quita sabiduría y adelanto en comparación con los que estamos menos esclarecidos

A veces el ego nos ciega, y no vemos la hermandad indisoluble entre ambos planos.

Estamos para construir, no para vivir en la crítica radical y desconsoladora.

Por Galois, a 27 de noviembre de 2020

Escrito por Galois

Galois

Galois, antiguo usuario del foro de discusión de la Federación Espírita Española (década del 2000)

5 Comentarios en “Micro-reflexión sobre el Espíritu Emmanuel

  1. Lo siento pero no estoy de acuerdo. Emmanuel dijo muchas cosas que no son ciertas. Veo tan perfectamente la viga en mi ojo, como la paja en el ajeno.

    Construyamos, si, pero sobre bases sólidas, no sobre suposiciones, ni sobre ideas falsas.

  2. Ni filosofía NI MORAL, lo que enseña es llanamente religión. Para ese espíritu, nada importa la ciencia, para él casi que es imprescindible volver a la biblia y a un cristianismo caduco. Es un espíritu que desde el mundo espiritual vio el campo contaminado del espiritismo para acabar de contaminarlo con ideas religiosas. El nunca ha dejado de ser católico. Hay que analizarlo con escalpelo.

  3. Principal nombre del Espiritolicismo, supuestamente es al mismo Padre Manuel de la Nóbrega que fue uno de los líderes de la Compañía de Jesús, que intentó convertir a los indios, obligándolos, al Catolicismo. Para entender mejor los llamados jesuitas, integrantes de la CJ, vean este informe y el dedicado al citado sacerdote. Hasta facilitaría el entendimiento de quién fue el mayor obsesor de Chico Xavier, cruel y autoritario, que nunca respetó ni siquiera la salud del médium, que creía vivir un karma inalterable (lo que las obras de Kardec desmienten con categoría).

    Emmanuel traduce con perfección el espíritu mistificador, autoritario, pseudo-sabio de que Kardec advirtió en sus obras. De lenguaje dulce, pero rebuscado, solía dictar obras y más obras sobre hechos históricos llenos de errores. Afirmaba haber sido el senador Publio Lentulus, un personaje ficticio creado para que pudiera justificar que “vivió en los tiempos de Jesús”. Es un dogma espiritólico creer que todos los involucrados, seguidores, médiums y dueños de centros, vivieron al mismo tiempo y territorio que Jesús. Los historiadores comprobaron la inexistencia de Lentulus.

    Todo como “ángel de la guarda” de Xavier, Emmanuel era en realidad un obsesor del tipo fascinador. La fascinación es un tipo grave de obsesión en que el médium adquiere una confianza ciega e inmutable en su obsesor, sirviéndole de esclavo de las voluntades de tal espíritu. El tipo de relación entre Xavier y Emmanuel dejaba bien claras esas características.

    1. Hay que coger con pinzas todo lo que dijo Emmanuel a través de Chico. Hay fotografías de Chico repartiendo estampitas católicas a sus seguidores, el Espiritismo en Brasil es una religión cristiana, hay que tener mucho cuidado con todo lo que de allí procede, y analizarlo con microscopio y rigidez y seriedad. No olvidemos que la FEB ha sostenido históricamente a Roustaing, detractor de Kardec, y sostiene los textos de Kardec que Leymarie adulteró. Es incomprensible que una parte importante de espíritas del mundo tolere estos hechos, y los apoye siguiendo las pautas de la FEB, como si fuera el Vaticano espiritista.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.