Identidad y Vivencia del Espiritismo (II)

La mezcolanza imprudente, los añadidos dogmáticos de otras doctrinas (pero que no pertenecen a la fuente original) y los atavismos heredados que se normalizan con el uso y la costumbre, lejos de contribuir a que una filosofía gane en coherencia y credibilidad, lo que suele ocurrir es que esta termina generando confusión, rechazo o simplemente pierde interés por sonar a más de lo mismo… Esto está ocurriendo con el Espiritismo.

En el movimiento espírita no puede haber distorsión doctrinaria y al mismo tiempo enriquecimiento cultural (al revés), pues este no se logrará mediante la adopción indiscriminada de modismos ajenos y constructos distantes de la idea original… ¿Quiere esto decir que el encuentro y la convivencia cultural no traen cosas buenas?

Dale que hay más ...

Identidad y Vivencia del Espiritismo (I)

El propósito del Espiritismo es ayudar a ampliar perspectiva existencial y consolar (sí, “caridad” o “consolar” pueden ser conceptos algo ‘demodé’ para algunos “progresistas”, pero los Espíritus los eligieron muy bien).

En el proceso de la comunicación es mucho más relevante nuestra actitud que nuestra aptitud (preparación o acumulación de saberes), porque lo realmente importante es el mensaje y… la (buena) voluntad con la que se hace. Así pues, cuando llame a nuestra puerta la oportunidad de dialogar, tranquilizar y/o esclarecer: deja fluir las ideas, libérate de cualquier guión…

En este sentido más de una vez ocurre que, lo más práctico y natural, no es la precisión técnica en cuanto al uso específico de determinada terminología espírita, sino adaptar el contenido del mensaje a las circunstancias precisas del momento

Ya habrá tiempo para ampliar conceptos y desarrollar/exponer temas doctrinarios; hay circunstancias en que lo primordial (y lo más espírita) no es ser rigurosos, sino abrir una ventana a la esperanza y/o dejar una reflexión de contenido espiritual (genérica) que, más tarde, podemos desarrollar o conceptuar de manera más categórica según el enfoque espírita (claro que esto sólo puede lograrse si superamos el rol adoctrinador que desde el último cuarto de siglo -desafortunadamente- muchos espíritas, adoptamos como modus operandi).…

Dale que hay más ...

¿Por qué me hice Espírita?

Para los que abrazamos hace ya tiempo la Doctrina codificada por Allan Kardec, quizá la expresión del título de este artículo pueda resultar insuficiente o incluso confusa. A priori, cuando alguien se decide por profesar unas ideas, da la impresión de que lo hace por libertad de elección.

No es coaccionado, salvo los casos ya conocidos y excepcionales de las sectas, donde se efectúa un auténtico “lavado de cerebro” a sus integrantes.

A lo que me refiero es a que esa opción que el individuo escoge podría proceder incluso de otras vidas, dado que puede resultar probable que el sujeto se haya dedicado de antemano a estudiar el Espiritismo en el pasado o lo traiga ya inserto en su “programación”, es decir, en todo el conjunto de vicisitudes por las que el alma debe pasar a lo largo de su existencia física.…

Dale que hay más ...

Microartículo: Lo divulgativo y el ejemplo práctico

Si lo que se ve desde fuera es la práctica de cosas que ya suenan a “viejo” (moralismo judeocristiano, neocatolicismo camuflado, etc), o desunión y confrontación entre los espíritas, entonces -antes que ir por ahí divulgando-, deberíamos prestar atención prioritaria al enriquecimiento cultural, emocional y espiritual de los propios espíritas (de uno mismo).
Lo divulgativo, bien comprendido, es una parte, pero el ejemplo práctico lo es todo…
Dale que hay más ...