Inspiración (Testimonio)

“Aprendí que el pensamiento es mucho más importante de lo que uno se puede imaginar y de él adviene todo aquello que vivimos y sufrimos.”

Al recibir el libro titulado Usted y los espíritus (autor: Wilson García) de parte de una persona que amo, esta fue la llave para entrar por la puerta a la que ya hacía unos cuantos años otro ser amado me había llevado, pero por mi ignorancia, no me di a la tarea de entrar.

Tal vez no era el momento o tal vez era necesario vivir un duro aprendizaje para seguir buscando respuestas y finalmente lo que realmente me haría comprender que hay un Mundo Espiritual maravilloso y lleno de esperanza.

Me encuentro en un proceso de aprendizaje, de crecimiento espiritual y moral, luego de vivir consecuente a mis decisiones en el abismo y mal social del consumo de las drogas durante más de 20 años.

Fue un proceso fuerte y doloroso, no solo para mí, sino también lo fue para las personas que me aman.

Robos, mentiras, manipulación y un sin fin de eventos negativos fueron la orden del día a día.

Sentí y le expresé en un momento dado a un ser que amo y respeto, que yo había nacido para ser adicto a la heroína y hasta le cuestioné a Dios el porqué de tantos seres humanos, ¡eso me tenía que haber pasado a mí! Sí, así de grande era mi ignorancia en ese momento. ¡Qué erróneo estaba! Cuando me tenía que reclamar a mí mismo, era más fácil reclamar a Dios.

Somos nosotros los arquitectos de nuestra vida.

Para mi bendición, gracias a las oraciones y los pensamientos positivos de mis benefactores en la posición de encarnados y los del mundo espiritual, un día ya cayendo la noche mientras caminaba luego de consumir la última dosis del día, “algo” me decía “ve a la casa de mami” (la persona que considero mi segunda madre).

Esa noche caminé, llegué y pedí ayuda. No tenía la menor idea de cuánta ayuda se estaba preparando por parte de mis benefactores espirituales.

Ahora comprendo que quien se refería a “mami” es su hijo y, con el poco conocimiento que tenía, yo pensé que podía ser su influencia, ya que él pasó por una situación similar a la mía.

En estos momentos él está desencarnado y con la ayuda de Espíritus Iluminados, ha conseguido progresar y ayudarme, como él es ayudado.

Él es Arnito, el hijo de mi segunda madre, de “mami”.

Él me inspiró para que fuera donde ella.

Gracias Arnito por guiarme correctamente en el momento indicado.

Esa noche, luego de llegar a su casa comenzó mi proceso de lleno en el mundo espiritual, lo mejor de conocer ese mundo es que según sigamos evolucionando en la parte espiritual y moral, teniendo buena voluntad y entendiendo que el pensamiento lo es todo, podremos atraer influencias buenas, las cuales serán siempre de gran ayuda durante nuestro tiempo como encarnados y así poder sembrar en otros nuestra semilla espírita.

Con frecuencia vivo experiencias hermosas.

Muchas veces siento una alegría sin saber por qué y me sonrío sabiendo que mis amigos espirituales están fortaleciéndome, solo tengo que escucharlos en mi conciencia.

Gracias a Nicole, la madre de mi hijo, por presentarme a la puerta del mundo espiritual que nos rodea y a mami (Rosaida) gracias por tomarme de la mano y caminar a mi lado en este nuevo viaje de crecimiento espiritual.

Me he sentido inspirado a escribir este relato, con la esperanza de que otras personas lo lean y puedan entender que en nuestro pensamiento y con la ayuda de nuestros benefactores, tenemos las herramientas para luchar y vivir de acuerdo a los valores que están impregnados en nuestro ser.

Debemos recordar que estamos aprendiendo lecciones y tenemos que dar gracias.

No estoy solo, nunca he estado solo y nunca lo estaré.

Tengo que decidir quién quiero que me acompañe en mi trayecto.

Con lo poco que he aprendido puedo manejar mis ansiedades y comprender cómo con mi voluntad puedo cambiar mi pensamiento y enfocarme en lo que deseo para mí y para mi hijo.

La lucha es diaria, pero fructífera. Tengo que seguir estudiando y preparándome todos los días y en todo momento. Solo doy gracias.

Por Roberto Rivera Rivera


_____ Nota del Editor*: La dinámica espiritual del Progreso, nuestra relación con Dios, la interacción con los Espíritus, el cómo diseñamos nuestra psicosfera y cómo se conforma a nuestros patrones de pensamiento el Universo, son materia de estudio del Espiritismo.

Como corolario, debemos profundizar en la dialéctica espiritista para identificar herramientas de vida que nos ayudan a reestructurar pensamientos y vivir con esperanza y optimismo.

Hay historias de superación, que nos ayudan a crecer y aportan a nuestra sensibilidad, pero a veces pasan desapercibidas porque son desconocidas o quedan en el anonimato y la intimidad de sus protagonistas.

El relato que incluimos aquí tiene el propósito de abrir un espacio a la reflexión, al análisis, para ir liberándonos de los prejuicios y reconocer que todos somos dignos de compasión, porque es un deber mirarnos y tratarnos como Espíritus que yerran y rectifican, mientras seguimos caminando hacia la perfección.

* Publicado en la revista A la Luz del Espiritismo. Publicación Oficial de la Escuela Espírita Allan Kardec. Puerto Rico. Año 2. Nº8. Octubre 2016 https://www.educacionespirita.com/

Escrito por Colaboraciones

Colaboraciones

Bajo este perfil se publican escritos, publicaciones o extracciones de autores puntuales o anónimos. En el caso de que esté firmado se publicarán los datos del autor/a al final de cada artículo y/o texto.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.