El espírita y el sexo

El espirita y el sexo 
Pensamientos de un espírita sin complejos (3)

La pulsión sexual forma parte de todo espírita en cuanto a ser encarnado de este lado de la Creación. Avergonzarse de esto al iniciarse en la doctrina es un absurdo o una (sutil) trampa del ego… La invitación a la trascendencia y/o el control de los deseos no pasa por la negación hipócrita de nuestra realidad sexual (que en mayor o menor intensidad, está presente en todos los seres encarnados), ni el desear una sublimación “exprés” tras las lecturas de determinadas obras espíritas.

Sí; tienes deseos y fantasías… igual que los escritores espíritas, los presidentes de centros, los oradores, etc. Por lo tanto, un buen paso sería desprenderse de los remilgos judeocristianos (de los que el Espiritismo no necesita).

Estudiemos las obras de Kardec y tengamos un comportamiento del todo natural… Estamos invitados a la autoreforma interior, no a la santidad.

Por Carlos G. (Blog: “Pensamientos de un espírita sin complejos” en ZonaEspírita.com)

Escrito por Carlos G.

Carlos G.

Usuario registrado en Zona Espírita.

Comentario en “El espírita y el sexo

Deja un comentario