Diálogos: Religión vs Filosofía Espiritualista

forum-espiritaEl diálogo es el método por excelencia para la puesta en claro de las ideas y opiniones. Ya Platón lo usó en la Grecia Clásica, y de este sabio método la humanidad no ha dejado de aprender desde aquel momento.

En una conversación, diálogo, con un amigo cercano, surgió el tema de que para él, el espiritismo es una religión, religión universal, etc. Yo me abstengo a tal palabra, que no expone el verdadero sentir del espiritismo, y que al usarla, por desgracia, deja fuera muchas personas que se acercarían gustosas a comprender y aprender en qué consiste.

Mi contestación decía tras los preámbulos de cortesía y afecto:

«Digo exactamente lo mismo, pero no tropiezo con la palabra religión; ni el cristianismo del espiritismo, es el cristianismo que comúnmente se entiende.»

Desde luego mucha gente, 99% de los espíritas, lo viven como una religión al uso. Es una opción personal de vivenciarlo, ni me parece mal ni bien, ¿pero acaso debe de ser la única? Yo prefiero llamarle una filosofía espiritualista, aunque con sus matices. El humanismo también puede unir a todas las personas no necesariamente creyentes en lazos de concordia. Y sin embargo, es una utopía, al igual que la unión a través de la religión.

En realidad el espiritismo ha perdido lo que pretendía hacer por el camino, pretendía restablecer todas las creencias puras de cada una de las religiones, devolviendo la realidad de la comunicación espírita, y eliminando los factores espúreos de añadido humano. En ese camino, se ha hecho netamente católico-cristiana, siendo entonces capaz de “convencer” a los católicos, quizá a los protestantes, pero no a un judío, a un musulmán o un parsi, por ejemplo.

Se ha dejado todo el aparato ideológico en manos de las comunicaciones psicografiadas, con apenas concordancia crítica, o replanteamiento serio. El misticismo se ha adueñado de la mayoría de las inclinaciones, antes que la verdadera conciencia moral que supone la existencia de ultra-tumba.

Por tanto llamarla religión, y encima cristiana, creo que es un plato muy duro de digerir para quien no está imbuido de la nomenclatura espírita. Es más lógico y menos intrusivo, “filosofía espiritualista con esencia cristiana”. Y estaremos diciendo lo mismo, con otras palabras.

Lo que yo digo no es tan distinto a lo que dices. Es la novedad de decirlo de otra manera. Donde siempre tendemos a pensar con los patrones ya prefijados del pensamiento conocido. Produciendo extrañeza al principio. No hay una única manera de sentir la espiritualidad; la religiosa es una. Que se depurará y no será reconocida hoy día como lo que es, sino como algo más sublime y universal.

Pero estamos en el hoy, no en el mañana. Ya han pasado dos siglos, y el mundo ha cambiado mucho. El espiritismo admite la religiosidad, es también una forma de sentir a Dios, pero no exclusiva. Es un ejercicio muy sutil: un musulmán, un judío, un católico o un evangelista son religiosos. En qué se nota, en su forma de relacionarse con la vida y la espiritualidad. En el fondo un espírita no es un religioso, y siempre necesita meter la cuña de que se trata de un sentimiento religioso, de unión, etc., porque no es el mismo modo de sentir: el religioso asume, el espiritista es libre pensador, medita y reflexiona. El problema es cuando esto último se olvida, entonces sí amigo, el espiritismo es religión, y en nada se diferencia en ese momento del resto de creencias.

Meditaciones finales

Si una persona no siente el Espiritismo como algo religioso, ¿no puede entonces ser espírita? ¿Acaso la comunicación con el plano espiritual corresponde sólo al Espiritismo? La revelación de los espíritus es a nivel mundial, si el Espiritismo es incapaz de abrazarla, las vías son muchas. Ellos no necesitan ligarse a palabras, ni a credos. Vino Jesús y trajo el cristianismo, éste empezó a deturparse, y vino Mahoma para llevar el mensaje a otra gran porción del planeta. En esencia ambas doctrinas dicen lo mismo. La mano humana, con su cultura ancestral, es la que lo va deformando, hasta llegar a contradecir las enseñanzas más básicas de cada credo.

El modo actual de sentir la espiritualidad es a través de las cuestiones, de la indagación, de la experiencia. Los catecismos son cosa de otro tiempo, donde eran necesarios los maestros o gurús. Donde la guía era más importante que la búsqueda. Amoldarse a una situación más valorable que modificarla. Todo esto ha cambiado.

Por tanto, si nos aferramos en una única manera de sentir la espiritualidad, estamos cerrando las puertas, a toda aquella persona que no comparta este modo de dirigirse a la espiritualidad, llámele Dios, Energía, Universo, etc. Anclándonos en el pasado y dejando pasar la oportunidad de ser una doctrina consoladora y esclarecedora, de crecimiento personal y espiritual.

La tolerancia nos permitirá convivir. La pérdida de la rigidez mental, espiritual y corporal.

“Amaos e instruiros” es una fase muy mencionada dada en una comunicación en tiempos de Kardec. Y qué es si no, conocer otras formas de expresarnos y ligarnos con la vida, que fluye por todas partes, desde este plano y desde el otro.

Blog “Claro de Luna” de Myriel en Zona Espírita

Escrito por Myriel

Myriel

Usuario registrado en Zona Espírita.

Deja un comentario