octubre 22 2021

¡Decidí!

Decidí dejar de orar por la Paz, para salir a construir, ejemplificar y dialogar sobre la Paz.

Decidí dejar de pedir la Paz, para comenzar a construirla, a concretarla, a verla en efecto.

Decidí dejar de esperar la Paz, para comprender que no todas las personas ni todas las organizaciones se unirán a mi meta o irán a mi ritmo.

Pero, principalmente, dejé de angustiarme por la Paz, porque si es una conquista interna, si es el producto de mi armonía y mi crecimiento, sé que para otros también lo será.

La paz que veremos afuera, será el reflejo evidente de lo que llevamos dentro.

No soy más que nadie, ni menos que otras personas.

Este es mi camino y no tiene que ser el de otros.

Hago la paz con este hecho.

Lo que sí sé es que me acompaña una fuerza imparable; me rodeo de infinitas voces espirituales que aspiran a convertirla en realidad y tengo la eternidad como medida de paciencia y espera para verla expresarse de infinitas maneras posibles.

La filosofía espiritista me llena de luces y la esperanza basada en el progreso coronará mis acciones.

Por José Arroyo. (Puerto Rico) – Publicado en su perfil público de Facebook: Jose Arroyo | Facebook

Escrito por Reproducciones

Reproducciones

Bajo este perfil se publican escritos, publicaciones o extracciones de autores puntuales o anónimos. En el caso de que esté firmado se publicarán los datos del autor/a al final de cada artículo y/o texto.


NOTA DE ZONAESPIRITA.COM - Nos consideramos una página web que fomenta el libre pensamiento y la reflexión personal. Los contenidos y artículos publicados por nosotros en ZonaEspirita.com independientemente de cual sea su autor y fuente (incluido colaboradores) no tiene porque representarnos total o parcialmente. Reiteramos que, cabe a usted lector, en última instancia, analizar cada contenido de forma independiente y llegar a una conclusión pensando por sí mismo.

Publicado 22 octubre, 2021 por Reproducciones en la/s categoría/s "Moral", "Reflexión

Deja un comentario