Concordancia, Pluralidad y Ego

No hay un Espiritismo español, otro argentino, brasileño, etc; hubo y hay sólo uno, vivido de manera diferente según las peculiaridades de cada región y el acervo cultural que le es característico, pero siempre atendiendo a la responsabilidad y compromiso que le debemos al corpus doctrinario original traído por los Espíritus…

En este sentido, quizá los espíritas hemos caído (paradójica y decepcionantemente) innumerables veces en errores de tipo etnocentristas y similares, creyendo que lo nuestro y lo de “aquí” es lo mejor y lo del otro o lo de “allá” es un error o está superado.

Quizá, parte del movimiento espírita (traicionando el espíritu fraternal que debe prevalecer por encima de todo), ha perdido mucho tiempo intentando ignorar y/o anular al vecino (sus aportes, sus luchas y desafíos, sus conquistas), cuando el Espiritismo es algo que se ha ido configurando de manera natural con la participación de actores (encarnados y desencarnados), escenarios y territorios diferentes.

➡ Somos de la opinión que el mundo espiritual superior ha inspirado los focos encarnados de diferentes latitudes, sean estas de Latinoamérica o de Europa, y que lo hizo (y hace) sin prejuicios de cultura o espiritualidad, tan sólo atendiendo al interés de la obra general. ⬅

Es en este sentido que la configuración natural espiritista ha ido incorporando diversos elementos (que han sido útiles o directamente afines a su mensaje), y es por ello que encontramos aportes provechosos e inspirados en diversas zonas geográficas y focos culturales diversos, tanto en ambientes científicos como en religiosos.

Quizá hemos pasado por alto algo tan esclarecedor y luminoso como es el hecho de que los Espíritus recogen todo lo que engrandece al Espiritismo, sin detenerse en los prejuicios culturales o territoriales que tanto parece entretenernos a nosotros…

Ejemplo: Si yo, el que suscribe esto, que no cree en el aspecto “religioso” del Espiritismo, soy incapaz de reconocer que determinado mensaje aporta consuelo y perspectiva sin traicionar el mensaje espírita (independientemente de que parta de un texto o de un médium de poso cultural religioso), entonces es probable que me falte más ecuanimidad y tolerancia, y me sobre rigidez de pensamiento y personalismo.

No importa con que ámbito cultural nos identifiquemos de manera natural, el desafío y la coherencia doctrinaria, será que todos nuestros movimientos estén inspirados, primeramente, por el respeto fraternal y la unión, y ya después calibraremos con atención, respeto y sentido común si tal o cual cuestión puede formar parte o no del mensaje espírita.

El espírita consciente (el verdadero) siempre tenderá a mirar más allá de afinidades culturales o geográficas, sus miras son más elevadas, y siempre verá más importante lo global y universal (el mensaje espírita) por encima de los personalismos que tan a menudo nos atrapan.

No es que se equivocan unos (grupos, instituciones o países) y aciertan otros, sino que todos podemos hacerlo mejor…

Por Juan Manuel Ruiz González para ZonaEspirita.com

Jueves, 14 de Enero de 2021

Escrito por Juanma

Juanma

Juan Manuel Ruíz González es miembro de la Asociación Espírita José Grosso de la ciudad de Córdoba (España) y fundador del grupo de Facebook “Doctrina Espiritista”. También escribe artículos en publicaciones espíritas como el periódico madrileño “El Ángel del Bien” y es asiduo colaborador de la web Zona Espírita.

Comentario en “Concordancia, Pluralidad y Ego

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.