noviembre 16 2021

Carta a un hermano desconocido

A ti hermano que has conocido el Espiritismo; lo has leído y escuchado.

Que sabes de que trata esta Doctrina y, que a pesar del conocimiento adquirido, no haces tuya esta realidad, sino que andas entre dos aguas; en un mar de dudas, quiero decirte que debes tomar una decisión.

Que hay a tu alrededor muchos, supongo, muchos espíritas que pueden ayudarte.

¿Quién no ha sentido dudas alguna vez?

En ocasiones esas dudas nos han torturado por un tiempo, pero seguro que en parte, estaban siendo incentivadas por los enemigos desencarnados del Espiritismo.

Los espíritas debemos destacarnos por nuestra actitud, de caridad y tolerancia.

Hermano, yo sé lo que te ocurre, pues he conocido a muchos como a tú.

La Doctrina les gusta, las reuniones en los Centros, son interesantes y agradables, pero hay algo dentro de ti que te dice: “esto no es para mí”.

No sabes porque causa, no acabas de integrarte en esta Filosofía de vida, que abre un mundo desconocido ante ti.

Y yo te pregunto, ¿Será que has entendido realmente que debes modificar y rectificar algo en tu modo de vivir?

¿Será que intuyes que hay que trabajar en la reforma interior y aceptar responsabilidades?

Aunque nadie te lo imponga, tú lo intuyes.

Quisiera aclararte que ningún espiritista tiene derecho a exigirte nada, pero ocurre que hay que hacer cambios y, algunos muy importantes y urgentes.

El Espiritismo no se adapta a nosotros y sí, nosotros los que debemos adaptarnos a esta Doctrina, que tanto consuelo, esperanza y respuestas da.

Yo quiero decirte hermano, que es Dios quien nos pide ese cambio.

Desde Moisés, al que Dios mandó a publicar los diez mandamientos, hasta nuestros días, sin olvidar al Maestro Jesús, que vino a recordarnos que esos mandamientos hay que cumplirlos.

Y yo me pregunto de nuevo, ¿Seremos capaces de desobedecer a Dios?

Es obvio que así lo hacemos constantemente, espíritas y no espíritas.

Hermano desconocido, tienes el suficiente conocimiento ya de esta Doctrina, para saber que, si rechazas esta oportunidad, posiblemente, en el futuro lo pases mal, porque cuando las pruebas necesarias a esta forma de vida y a este mundo, lleguen, será el dolor, la espuela que se clave en tu alma y te haga sufrir, ayudándote a caminar para el bien; será entonces cuando quieras agarrarte a algún salvavidas que te saque de la desesperación que estés viviendo en esos momentos.

Todos necesitamos una luz para caminar en la oscuridad, y tú rechazas con tus dudas, indecisión y comodismo, la luz del espiritismo.

Hermano, yo no quisiera estar en tu lugar cuando eso ocurriese, cosa que no te deseo, pero que puede ocurrir, porque está sucediendo todos los días en nosotros y a nuestro alrededor.

Sólo te pido que reflexiones si merece la pena volverle la espalda a Dios, viviendo una vida de placeres, materialismo y falsas ilusiones, o caminar por el camino del bien y de la caridad que, a veces, exige de nosotros ciertos sacrificios y esfuerzos, pero que también nos da muchas satisfacciones.

Podrías pensar que somos unos fanáticos, lo comprendo, es natural que así pienses, ya que los espíritas, entre ciertos sectores, no tenemos muy buena fama, por relacionarnos con charlatanes, místicos o locos.

También entiendo que algunas veces nos hayas observados en actitudes poco dignas; no te olvides que somos aún muy imperfectos.

Pero te puedo decir que hay de todo, como en todas partes y creencias, más no olvides que el buen espírita debe ser coherente y honrado consigo mismo y con los demás, ya que a Dios y a los Buenos Espíritus, no se les puede engañar.

También te recuerdo que, el hecho de que veas fallos en nosotros, no significa que el Espiritismo sea imperfecto, lo somos nosotros en la aplicación de sus principios y máximas.

Hermano, medita acerca de la conveniencia de poner en orden tus ideas, aclarar tus dudas y pedir ayuda para poder elegir el camino acertado, para así poder aprovechar mejor esta existencia, rectificando aquellas deudas que del pasado puedas tener, como todos los que a este planeta vinimos.

Yo pediré a Dios que te ilumine en esas reflexiones y en tus momentos de flaqueza.

En caso de decidir optar por el camino de la comodidad y del materialismo, sólo me quedará pedirte que, sí algún día, quieres dar marcha atrás, nunca será tarde.

La Doctrina te estará esperando con los brazos abiertos, así como aquellos que en ella estamos, sin pedirte explicaciones, ni juzgarte: reflexiona, hermano desconocido.

Por Isabel Porras González para zonaespirita.com

Escrito por Isy

Isy

Isabel Porras González es co-fundadora del Centro de Estudios Espíritas Allan Kardec de la ciudad de Málaga. Traductora de varios libros de Espiritismo al español. Actualmente es miembro del grupo Amanecer Espírita en Los Barrios – Cádiz.


NOTA DE ZONAESPIRITA.COM - Nos consideramos una página web que fomenta el libre pensamiento y la reflexión personal. Los contenidos y artículos publicados por nosotros en ZonaEspirita.com independientemente de cual sea su autor y fuente (incluido colaboradores) no tiene porque representarnos total o parcialmente. Reiteramos que, cabe a usted lector, en última instancia, analizar cada contenido de forma independiente y llegar a una conclusión pensando por sí mismo.

Publicado 16 noviembre, 2021 por Isy en la/s categoría/s "Cartas", "Moral", "Opinión personal", "Reflexión

2 COMENTARIOS :

  1. By Joaquin Espinoza Perez on

    Desde que comencé a leer y estudiar el Libro de los Espíritus de Allan Kardec, la verdad que me he identificado mucho con esta Ciencia Espirita y me sostiene mas concentrado en Dios, Jesús de Nazareth y sobretodo en que debo avanzar en esta vida en el aspecto moral, y de los conocimientos para combatir la Ignorancia, claro, todo sujeto al Amor, a la Paz, a la Verdad y a la Rectitud, para cada dia evolucionar y acercarme como debe ser al encuentro, primero con nuestro Hermano Mayor Jesús de Nazareth y continuar avanzando hacia el Inexorable encuentro con Dios de la Creación. Esta Carta verdaderamente es hermosa y exhorta a quienes hemos comenzado por este camino de conocimientos maravillosos Espiritas a no flaquear y ser constantes y disciplinados para aprender mas y mas y seguir Avanzando hacia la perfección. Agradecido por esta maravillosa carta. Salud y Muchas Bendiciones Hermana, desde La República Bolivariana de Venezuela con Amor.

    Responder
    1. IsyBy Isy (Autor del artículo) on

      Hola estimado amigo. Quiero darte las gracias por la reflexión, por todo lo que hayas podido pensar después de leer esta carta que era para un hermano anónimo, pero que nos podía servir a cualquiera y con la ignorancia se pueden decir muchas cosas y hacer mucho mal, pero cuando hay conocimiento este nos obliga a ser honrados y a reconocer la verdad cuando está y cuando falta. Te deseo lo mejor de todo corazón, de verdad, no dejes que los hermanos infelices que están por todas partes encarnados y desencarnados te hagan dudar y te debiliten, sigue adelante como si fueses de la mano de Jesús hacia nuestro Padre y algún día recordarás que hiciste un esfuerzo que te merecerá la pena y podrás estar en un lugar bueno, agradable y luminoso. Le pido al Padre y al Maestro que te iluminen, te den Paz, y puedas conocer el verdadero Amor. El Amor Universal, incondicional y que sigas adelante; y si en algún momento necesitas algo de mí. Aquí estoy, no lo dudes, un gran abrazo y sigue adelante con la decisión que has tomado.

      Isy

      Responder

Deja un comentario