Sobre los límites de la libertad de expresión en los grupos de espiritismo

Artículo original del blog  https://espiritismo-y-reflexiones.blogspot.com/

Esta reflexión que comparto ha sido suscitada por diferentes episodios que he apreciado en algunos grupos de facebook, donde se pone en duda la legitimidad de restringir el contenido que ahí se publica.

No hay que ser especialista en derecho para saber que la libertad de expresión y la tolerancia tienen límites, lo cual se aprecia muy bien como un progreso del funcionamiento de las sociedades actuales. Es decir, en el ámbito público, existen muchas acciones prohibidas por ser valoradas como negativas desde una perspectiva moral y ética, entre otras valoraciones.

En cuanto a los grupos espíritas en la red social, he de destacar que son muy útiles para diferentes fines pedagógicos en torno a la doctrina, pero también se pueden convertir en lo contrario, o sea, en un espacio poco nutritivo para el progreso espiritual.

Ante ello tenemos un dilema que le da vida a esta reflexión, el cual se refleja en esta pregunta:

¿se debe regular el contenido de los grupos espíritas o se debe dejar totalmente libre? Evidentemente, es de sentido común que se debe regular en función de los fines para lo que fueron creados.

¿Quién define cuál es el contenido que se debe aceptar? Su editor(a) o editores(as), también llamados(as) administradores(as).

¿Es algo poco democrático? Por supuesto que sí, pero su fin, generalmente, no es político y es de orden relativamente privado, de modo que no es algo que amenaza la convivencia democrática.

Solo la ignorancia y el fanatismo nos puede llevar a creer que todo debería ser democrático y libre, eso es algo absurdo.

Como ejemplo de lo anterior colocaré a las revistas científicas, las cuales conozco muy de cerca. En dichas revistas no cualquier persona puede publicar sus ideas, sino que solo se publican artículos que respondan a las exigencias editoriales formales de la revista y que, además, su contenido sea aprobado por expertos en la materia abordada. Queda en evidencia que su carácter esencialmente no es democrático, pero no deja de ser provechoso para la sociedad.

En resumen, los grupos espíritas en facebook son legítimamente gobernados por personas que tienen diferentes fines u objetivos, donde cada persona es libre de participar en ellos o no.

También tienen el derecho de decidir quiénes participan o no de dicho grupo. A su vez, nadie tiene el derecho de pasar por encima de sus exigencias editoriales.

Si hay alguien que no le gusta el funcionamiento de un grupo o, incluso, lo considera poco ético, tiene las siguientes opciones:

1) denunciar ante la ley sus faltas o injusticias;

2) crear su propio grupo con las líneas editoriales que ella desee;

y 3) adaptarse a la línea editorial del grupo.

Por último, debo agregar que entrar a un grupo creado por otras personas, es como entrar a la casa que con esfuerzo ese grupo ha construido, de modo que si nos dejan pasar debemos ser agradecidos y respetar sus legítimas costumbres y normativas.

Acaso, ¿nos gustaría que las personas invitadas a nuestra casa sean imprudentes y soberbias? Lo más seguro es que no y les pediríamos, por favor, que respeten nuestro ambiente familiar y si no lo hacen tendríamos que tomar otras medidas, sobre todo, si empieza a ser perjudicial para quienes habitan en el hogar.

Cualquier persona que conozca la doctrina espírita sabrá que en el mundo espiritual sucedería lo mismo y, por ello, existirían mundos adaptados a cada vibración espiritual.

Un abrazo.

Por Felipe Mujica J. 

Publicada en el grupo Doctrina Espiritista (Zona Espírita) https://www.facebook.com/groups/167914596721/

Originalmente publicado en el blog Reflexiones sobre Espiritismo https://espiritismo-y-reflexiones.blogspot.com/ el 18 de julio de 2020

Escrito por Colaboraciones

Colaboraciones

Bajo este perfil se publican escritos, publicaciones o extracciones de autores puntuales o anónimos. En el caso de que esté firmado se publicarán los datos del autor/a al final de cada artículo y/o texto.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.