Polémica Espírita

Artículo de Allan Kardec publicado en la Revue Spirite en el número de noviembre de 1858.

Se nos ha preguntado varias veces porqué no respondemos, en nuestro periódico, a los ataques de ciertas publicaciones dirigidas contra el Espiritismo en general, contra sus partidarios, y de alguna forma incluso contra nosotros. Nosotros creemos que, en ciertos casos, el silencio es la mejor respuesta.

Es por otra parte un género de polémica que nosotros hemos tomado la decisión de abstenernos, pues puede degenerar en personalismos; no solamente nos repugna, sino que nos tomaría un tiempo que podríamos emplearlo útilmente, y sería poco interesante para nuestros lectores, que se asocian para instruirse y no para oír diatribas más o menos espirituales; una vez asumido en este camino, sería difícil de salir, es por lo que nosotros preferimos no entrar, y pensamos que el Espiritismo sólo ganará en dignidad.…

Dale que hay más ...

IMPORTANTE: Análisis de las comunicaciones mediúmnicas

RECOPILACIÓN: Análisis de las comunicaciones mediúmnicas.


NATURALEZA DE LAS COMUNICACIONES

(…) Según la Escala Espírita (El Libro de los Espíritus, núm. 100), de la variedad infinita que existe entre los Espíritus, bajo el doble aspecto de la inteligencia y de la moralidad, se concebirá fácilmente la diferencia que debe haber en sus comunicaciones; en las que debe reflejarse la elevación o la bajeza de sus ideas, su saber y su ignorancia, sus vicios y sus virtudes; en una palabra no deben parecerse las unas a las otras, ni más ni menos que las de los hombres.…

Dale que hay más ...

Breve respuesta a los detractores del Espiritismo

10171743_476433452488544_5717412814993253418_n

El examen y la crítica constituyen un derecho imprescriptible, y el espiritismo no pretende eximirse de ellos, como tampoco pretende satisfacer a todas las personas.

Cada uno es, por lo tanto, libre de aprobarlo o de rechazarlo, pero para eso es preciso discutirlo con conocimiento de causa. Ahora bien, la crítica ha demostrado con sobrada frecuencia que ignora los principios más elementales de esta doctrina, y le ha hecho decir precisamente lo contrario de lo que ella afirma, pues le atribuye lo que desaprueba, la confunde con las groseras y burlescas imitaciones del charlatanismo, y presenta como regla para todos las excentricidades de algunos individuos.…

Dale que hay más ...