diciembre 8 2021

Artículo: Otras moradas

Isabel Porras González ha escrito:

Hay muchas moradas en la Casa de mi Padre, dice Jesús.

Me gustaría hablar de esos hermanos nuestros que habitan otros mundos o moradas.

Nosotros sabemos de la realidad de su existencia; sabemos que cuando miramos el Universo, cuajado de Astros; vemos puntos de luz, que son puntos luminosos de vida.

¡En todo el universo hay vida! Pues sería una arrogancia exagerada por nuestra parte, pensar que somos los únicos habitantes de este universo sin fin.

Este no se ha hecho para el recreo de nuestras miradas, ¡que pretensión pensar así! Ya que nosotros, los espíritas creemos que hay otras moradas habitadas.

¿Cómo son? Pues, algunas moradas inferiores a la nuestra y otras superiores.

Tanto en las primeras, como en las segundas, hay una gran variedad de inferioridad y de superioridad; es un abanico muy amplio de grados de evolución.

Sabemos que existen mundos que ni siquiera podemos imaginar la forma de vida en ellos, por no caber en nuestro intelecto elementos de comparación.

Ya que entre esos mundos y el nuestro es tan grande la diferencia, que ni siquiera podríamos hacer conjeturas.

Una sí es cierta, todos somos hijos de Dios, creación de Él, como todo lo demás que el hombre no ha podido crear.

Y todos los mundos que no están habitados por seres humanos, lo están por seres espirituales, también en diversos grados de progreso.

Hay mundos primitivos, de expiación y pruebas, de regeneración, progreso y de perfeccionamiento y, todos tienen que regirse por las leyes universales; o sea, las Leyes Cósmicas, que sirven para todos.

¿La meta? La perfección, de los que aún no llegaron a ella.

Dejar de girar en la rueda de las Causas kármicas y, dejar atrás la reencarnación que tanto demoran al hombre en su evolución, ya que necesitamos mundos físicos, para vivir en la materia de un cuerpo orgánico, para crecer y aprender; reunir todas las experiencias necesarias para culminar en la perfección.

Y en esos mundos perfectos, nos espera otra meta, ¿cuál? ¡Dios!

En todo este peregrinaje, hemos hecho uso del bien y del mal, por consiguiente, hemos hecho sufrir y hemos comprendido con dolor, que parece que es por lo que más rápido aprendemos, en nuestros estados de evolución, en un mundo de expiación y de pruebas, como el nuestro.

En nuestro mundo nos podemos comprender la mayoría de las preguntas que nos podemos hacer, porque nuestro entendimiento es corto, pese a la tecnología y avances en la ciencia, pero sí aceptamos que la evolución nos traerá conocimiento, y ese conocimiento nos dará la oportunidad de ver la grandeza del Creador.

Nos daremos cuenta de que toda su creación es perfecta.

Todo se ajusta a un plan perfecto, a una Ley de Causa y Efecto – Acción y Reacción.

 No podemos sentirnos solos, pues en toda la creación hay Vida; vida maravillosa, que iremos conociendo a partir de nuestro mundo, cuando progresemos moralmente.

Eso nos hará seres más evolucionados; con capacidades, facultades psíquicas, mas inteligencia, mas habilidades etc.

Pero mientras seguimos aquí y, por todo el acontecimiento, que se pierden en el tiempo, nos hacemos una pregunta, ¿por quiénes somos visitados, con relativa frecuencia, desde otros mundos? Si no puede haber interferencias de unos mundos a otros, ¿quiénes son esos seres? Yo no tengo la respuesta, sólo quise hacer una reflexión acerca de este tema, que por otra parte levanta pasiones, debates, polémicas y dudas.

Aunque, en realidad lo que más nos importa es fijarnos en el mundo en el que vivimos y tratar de mejorarlo, mejorando nosotros, haciendo lo que Jesús resumió tan sabiamente: Amar a Dios por encima de todas las cosas y a nuestro prójimo como a nosotros mismos.

¡Menudo reto! Recordando estas palabras podremos esforzarnos en avanzar y ser mejores.

Por Isabel Porras González para zonaespirita.com

Escrito por Isy

Isy

Isabel Porras González es co-fundadora del Centro de Estudios Espíritas Allan Kardec de la ciudad de Málaga. Traductora de varios libros de Espiritismo al español. Actualmente es miembro del grupo Amanecer Espírita en Los Barrios – Cádiz.


NOTA DE ZONAESPIRITA.COM - Nos consideramos una página web que fomenta el libre pensamiento y la reflexión personal. Los contenidos y artículos publicados por nosotros en ZonaEspirita.com independientemente de cual sea su autor y fuente (incluido colaboradores) no tiene porque representarnos total o parcialmente. Reiteramos que, cabe a usted lector, en última instancia, analizar cada contenido de forma independiente y llegar a una conclusión pensando por sí mismo.

Desde ZonaEspirita.com fomentamos el espíritu crítico con nuestras publicaciones, tanto mediúmnicas como de autores encarnados. No porque esté firmado por “X” espíritu, del médium “Y”, o de cualquier otro autor debe de darse más o menos validez al mensaje. Que en esencia, es ese mensaje / artículo el que debemos de analizar.

También aprovechamos para aclarar que nuestro objetivo no es una mera divulgación de esta filosofía en el sentido de considerarnos o basarnos en fuentes absolutamente fiables, “seguras” o corrientes que deban ser aceptados con una fe ciega (independientemente de su fuerza organizativa o fuente); sino facilitar información que pueda ser de utilidad para su posterior análisis en referencia a esta filosofía.

Apelamos a la sana lectura, análisis y reflexiones del lector, que en último caso es quien debe de tener en cuenta o no el contenido expuesto.

Te anímanos, así mismo, a que compartas con nosotros y los demás lectores de este contenido tu análisis, opinión o reflexiones, que puedes hacer abajo de todo en “Deja un comentario”. Será de utilidad para todos los visitantes que accedan a este contenido poder leer tu comentario al respecto. Gracias!!

Publicado 8 diciembre, 2021 por Isy en la/s categoría/s "Opinión personal", "Visión Espírita

Deja un comentario