Reflexión: Nuestros seres queridos desencarnados

Siendo espíritas,

¿por qué hablamos de nuestros seres queridos desencarnados como si ya no estuviesen?

¿Por qué hablamos de “era de tal o cual manera”, como si ya no fuese?

¿Por qué les mencionamos como si ya no vieran, ya no rieran, ya no te pudiesen abrazar o ver?

Mantengamos presente a los amores, a las relaciones afectivas, a la emoción de lo que fue, pero recordemos que no han desaparecido.

No hay tal “velo” que nos separa, sino un cerrar de ojos y sentirles sin los sentidos.…

Dale que hay más ...