Gratitud

Dios nace del corazón, y se torna en una energía enigmática para nosotros, pero que necesitamos para sentirnos conectados con el Universo.

Las palabras se nos quedan pequeñas, cortas, insignificantes, pero el anhelo que siente nuestra alma es cierto: sincero.

Una energía nos envuelve cuando oramos, cuando posamos la mente en el Ser de Amor que nos ha dado la existencia cósmica. Una energía que no sabemos explicar, pero que nos conecta a todos.

Los defectos de nuestro corazón, las heridas que hemos ido almacenando en nuestra alma, son rociados por esta noble emoción que nos embriaga.

Dale que hay más ...

Citas: Enseñanzas

Enseñanzas de Sogyal Rimpoché (muy útil también para espíritas):

Determinamos si un maestro es auténtico o no en la medida en que la orientación que ofrece está de acuerdo con las enseñanzas.

Es necesario insistir en que lo importante es la verdad de la enseñanza, nunca la personalidad del que la expone.

Utiliza tu sentido común en todo momento.

Dale que hay más ...

Micro-artículo: El mensaje del Espiritismo

Los espiritistas, los que conocemos bien la doctrina codificada por Allan Kardec, debemos de trasmitir este bello mensaje de amor y de paz sin miedo. En este mundo donde no se tiene ningún cuidado por las cuestiones morales, no nos han de perturbar las ideas contrarias, sino hacer de respetar las propias, mostrándolas en todo su esplendor.

Tenemos mucho bello que dar, ¡qué mal hacemos si lo escondemos debajo del celemín! O si como el mal obrero escondemos el denario dado debajo de la tierra temerosos.

Dale que hay más ...

Micro-artículo: El fantasma de los “Innovadores” del Espiritismo

Una cosa es que cada cual viva y sienta el Espiritismo de manera librepensadora, y otra muy diferente pretender modificarlo y ajustarlo a nuestros intereses o pretensiones (místicas o intelectuales).

 

 

Aunque no debemos limitarnos, si que necesitamos apoyarnos en lo compilado por los Espíritus superiores, si deseamos ser sensatos y espíritas de verdad; sino, estaremos equidistantes de la coherencia doctrinaria, que no solo es nuestra mejor brújula sino la saludable equilibradora de nuestras pretensiones.

Dale que hay más ...