Los «Dos Espiritismos»

c-vs-rHay espiritas, y sobre todo asociaciones y otros organismos, que erróneamente toman un tipo de interpretación doctrinal marcada por un fuerte personalismo, pero alejada casi siempre de las propuestas esenciales del Espiritismo… Unos toman el partido de lo religioso y otros el del cientifismo; pero ambos están equivocados porque, entre otras cosas, el Espiritismo no entiende de partidos.

Nos referimos cuando se vive el Espiritismo casi como una secta religiosa más (caso de la FEB y otras), o desde el «partido» contrario; los antireligiosos (caso de la CEPA)…

Dale que hay más ...

Cómo estudiar (e impartir) «El Evangelio según el Espiritismo»

el-evangelio-segun-el-espiritismo.jpgLos estudios de esta obra, especialmente si son públicos, deberían ser reflexionados y no simplemente leídos… y por supuesto hacerlo siempre en una atmósfera compartida y de libre opinión. Esto es muy importante.

Igualmente, sería muy didáctico y saludable contextualizar frecuentemente los textos mediante referencias cercanas y actuales, así como echar mano de abordajes de la psicología y los ámbitos de nuestra cultura y sociedad inmediata… con esto, no solo la gente nueva no se marchará, sino que además favorecemos que los contenidos suenen más cercanos, mas vivos y reales, y no como letra inerte de reminiscencias y moralismo lejano.…

Dale que hay más ...

Reflexión de un Librepensador (Y por lo tanto, espírita)

12234870_973940236000266_4951096346063033564_nHablando con amigos, contactos, etc que, al igual que yo, llevan varias décadas de singladura espiritista, percibo que para muchos hermanos de ideal, flota la sensación de que el Espiritismo (en cuanto a movimiento y organizaciones), se ha ido quedando atrás… nos da la impresión de que el espírita de hoy (casi en su totalidad) se ha ido acomodando en una especie de espiritualidad rancia, en ocasiones pasmosamente conservadora, más cercana a un neocatolicismo que a a las propuestas racionalistas y liberadoras de la fuente original.…

Dale que hay más ...

El discurso que abruma y el diálogo que enriquece (estudiosos espíritas, divulgadores, etc)

1176173_194324227439358_2115614400_nUno de los mayores errores que los espíritas cometemos es, al mismo tiempo, uno de los más habituales obstáculos que levantamos entre nosotros y aquellos que nos escuchan o se interesan por esta maravillosa filosofía.

Estoy hablando del afán adoctrinante… Sí, lo se, he tocado este asunto otras veces…, pero no voy a dejar de sacarlo cada vez que me sienta inspirado hacerlo y lo vea útil, y por supuesto, me lo permitan desde sitios como este -gracias a Dios aún existen plataformas espíritas plurales, librepensadoras (ese patrón tan netamente espírita y tan olvidado en la actualidad) y sin miedo de recurrir al pensamiento crítico-…

Dale que hay más ...

Política y Espiritismo

politicaEl espírita puede hablar de política (en el contexto y el momento preciso), como puede pronunciarse sobre cualquier otro asunto de nuestra realidad cotidiana; y lo puede hacer porque le asisten los mismos derechos y obligaciones que a todo el mundo… El espírita, antes que otras muchas cosas, debe ser alguien normal, natural y cercano (evitando convertirse en una especie de «friki» metafísico y/o religioso). 

Dale que hay más ...

Kardec, una fe para todos los credos

Si hacemos un análisis del objetivo mayor del Espiritismo, es decir: la fraternidad universal – aquella que brillando en la consciencia de la mayor parte de la humanidad terminará instaurando un nuevo sistema de valores a nivel planetario-, intuimos que ese paso trascendental es indisociable sin la práctica de la verdadera caridad, aquella que nos enseñan los Espíritus superiores a través de la gran Filosofía Espírita, es decir: perdón de las ofensas, aceptación del prójimo, pese a las diferencias y bien para con todos.…

Dale que hay más ...

El Espírita como Elemento Educativo ¡Y Educable!

education_photoSabemos que el Espiritismo es una propuesta de educación universal: del ser intelectual, social y espiritual…

Por lo mismo, no podemos configurar una educación integral si no existe en paralelo una autoeducación personal.

El espírita que piense que por asistir a un centro o leer a Kardec, etc, está preparado para las labores de divulgación, se equivoca. No basta: nuestro compromiso espiritual nos exige la labor constante de autoedificación personal y, para esto, la teoría no es aval suficiente. …

Dale que hay más ...

Hacer Caridad a los Espíritus. 2ª parte.

flammarionPor tercera y última vez, nos ocuparemos de una cuestión que ha levantado una gran marejada entre los espiritistas, los unos nos recriminan duramente llamándonos materialistas, los otros nos llaman desertores de la escuela de Allan Kardec, y los menos nos dicen ¡Adelante! Ha puesto Ud. el dedo en la llaga, ¡Todo por la verdad! Como decía el inolvidable Palet.

No nos gusta las polémicas inútiles, porque no lograremos llevar el convencimiento a la mente de aquellos que buenamente encariñados con dar luz a los ciegos, les parece una verdadera profanación lo que nosotros decimos.…

Dale que hay más ...

Hacer Caridad a los Espíritus. 1ª parte.

mediumnidad En el numero 20 de La Luz del Porvenir* publicamos un artículo titulado, “Extracto de una comunicación” y en él nos ocupábamos de si era, o no, conveniente hacer caridad a los espíritus.

Expusimos francamente nuestra humilde opinión y aquí fue Troya: de Valencia, de Veracruz, de Alicante, de Buenos Aires y de otros puntos, recibimos cartas y artículos impresos protestando de nuestro modo de pensar, y sea porque no expusimos bien nuestros pensamientos, o porque no nos han entendido, lo cierto es que hemos encendido la tea de la discordia (metafóricamente hablando) entre algunos espiritistas.…

Dale que hay más ...

Extracto de una comunicación

reincarnationCon el uso del libre albedrío que tiene cada individuo, hemos aceptado del Espiritismo todas las manifestaciones y procedimientos de muy buen grado, menos el hacer caridad a los espíritus.

Sin poderlo remediar, cada vez que vemos a un médium hacer visajes y contorsiones, lanzando maldiciones espeluznantes, dominado por un Espíritu en sufrimiento, se apodera de nosotros tal contrariedad que huimos de presenciar tales escenas, de escuchar los diálogos que se entablan entre el presidente del grupo o del centro que se dedica a hacer caridad a los espíritus. …

Dale que hay más ...