image_pdfimage_print

Análisis y comentarios: Psicografía: “Síndrome del Pánico”

“SÍNDROME DEL PÁNICO”

Entre los trastornos de comportamiento que dan cuenta de la sociedad actual, con enormes prejuicios para la salud del individuo y de la comunidad general, el síndrome del pánico se presenta, cada vez, más generalizado.

Varios factores endógenos y exógenos contribuyen para ese disturbio que afecta gran y creciente número de víctimas, especialmente a partir de los veinte años de edad, aunque pueda ocurrir en cualquier periodo de la existencia humana.

Dale que hay más ...

IMPORTANTE: Análisis de las comunicaciones mediúmnicas

RECOPILACIÓN: Análisis de las comunicaciones mediúmnicas.


NATURALEZA DE LAS COMUNICACIONES

(…) Según la Escala Espírita (El Libro de los Espíritus, núm. 100), de la variedad infinita que existe entre los Espíritus, bajo el doble aspecto de la inteligencia y de la moralidad, se concebirá fácilmente la diferencia que debe haber en sus comunicaciones; en las que debe reflejarse la elevación o la bajeza de sus ideas, su saber y su ignorancia, sus vicios y sus virtudes; en una palabra no deben parecerse las unas a las otras, ni más ni menos que las de los hombres.…

Dale que hay más ...

Análisis imparcial y necesario de los textos

Mas allá de la Codificación, no deberíamos entronizar ninguna obra de contenido espírita (por emblemática que sea), y menos hasta el punto de convertirla en una “Biblia”. Esto deriva del sectarimo y de la fe ciega que aún no hemos logrado filtrar, lo que nos lleva con frecuencia a actuaciones que van en sentido contrario al mismo espíritu de la doctrina

Es imprescindible el análisis razonado e imparcial de los textos, para sostener argumentos creíbles y consonantes con el carácter dialógico y progresivo del Espiritismo.…

Dale que hay más ...

La Esencia del Espíritu: Sobre el Amor

ssCierto día en que me hallaba con varios amigos de ambos sexos, se promovió la conversación sobre los distintos modos de amar, cada uno definió como supo, y después de hablar mucho para decir muy poco, me despedí de ellos confiando en que otro día ampliáramos aquella cuestión: ¡Siempre he creído en el amor grande y sublime, jamás en el rastrero o egoísta de los sentidos, que tanto y tanto empequeñece al Espíritu!

Aquel día se había hablado tanto de amor que, por la noche a solas, comparaba y reflexionaba los múltiples pareceres de aquel grupo familiar, y pensando y filosofando sobre esta ciencia secreta que cada cual desarrolla a impulsos de su adelanto, me quedé dormida.…

Dale que hay más ...