diciembre 15 2021

Artículo: El Apocalipsis

El Apocalipsis es la puerta por donde la Humanidad pasará al tercer milenio.

En los últimos acontecimientos de la Tierra, antes de la transición, llenos de dolor y pruebas difíciles, quien no tuviese en su corazón un tesoro espiritual, no gozará de la anhelada transición.

El Apocalipsis es un aviso para nosotros de 2.000 años de antelación.

En cierta ocasión, en Patmos, después de la Revelación, Juan escuchó la voz de su amado Maestro Jesús, que le decía: ” Juan ve para Efeso y después ven conmigo.”

El sintió que se aproximaba el final de sus días en la Tierra, pero ya había cumplido parte de su misión, con el mensaje revelador.

Juan era un vidente muy potente y para recibir el mensaje del Apocalipsis, fue necesario hacerle dejar el cuerpo físico en descanso profundo y elevar su espíritu a zonas superiores, de manera a crear las condiciones necesarias para esa importantísima Revelación.

Ese mensaje fue dirigido a las siete Iglesias o templos del Evangelio de aquel tiempo y a todos los rincones del planeta 2.000 años después.

Las Iglesias eran: Efeso, Smirna, Pergamo, Tiatira, Sardo, Filadelfia y Laodicea.

Juan con su potente videncia, tuvo la oportunidad de regresar en el tiempo también y observar los hechos que ocurrieron en el Mundo Espiritual, antes que él mismo naciera.

Para que Jesús descendiera a la Tierra, se hacía necesario que Ingenieros Siderales, limpiasen el orbe, para que los atentados contra la Buena Nueva, no tuviesen alteraciones, ya que era un designio de Dios y éstos, se cumplen siempre.

Una falange de Espíritus Puros, se acercaron a la Tierra, retirando de ella dos billones de espíritus animalizados.

En Apocalipsis 20: 1,2 y 3, dice: “Vi a un ángel que descendía del Cielo, trayendo la llave del abismo y una gran cadena en su mano. Agarró al dragón, la serpiente antigua, que es el diablo Satanás, y le encadenó por mil años. Le arrojó al abismo y cerró, y encima de él puso un sello para que no extraviase más a las naciones hasta terminado los mil años, después de los cuales será soltado por poco tiempo.”

Y en Apocalipsis 20: 7, 8 y 9: “Cuando se hubiesen acabado los mil años, será Satanás soltado de su prisión y saldrá a extraviar a las naciones que moran en los cuatro ángulos de la Tierra, a Gog y a Mogog, y a reunirlo para la guerra, cuyo ejercito será como las arenas del mar.”

Los espíritus exiliados de la Tierra fueron recluidos en zonas inferiores, dadas sus vibraciones muy inferiores, y fueron puestos en diversas zonas y divididos en diversos grupos, para mayor seguridad.

Se construyó una macro-ciudad de nombre Cruzada; su forma era de cruz, que se rompía en sus cuatros puntas, y en cada una de ellas, fue creado un Reino; cada cual contando con un príncipe.

Esos millones de espíritus se organizaron, por haber entre ellos muchos intelectuales, magos, arquitectos de aquel tiempo, hechiceros etc.

Y dada la asociación de esos espíritus afines, se idearon y planearon un sin número de proyectos infernales para la futura liberación.

La ciudad estaba constituida de materia viscosa, que ellos tuvieron que aprender a modelar, para un mejor movimiento en ella, y fue construida en la línea del Ecuador, para que el Sol cooperase con ellos, en su mejora.

Los vicios eran incontables, la falta de pudor, el abuso del sexo, la brutalidad, la perversidad era la tónica general.

Allí permanecieron por mil años, y después fueron encontrando medios para liberarse; medios que les fueron proporcionados sin ellos saberlo, los Espíritus Mensajeros de Jesús.

Al liberarse pasaron por franjas electromagnéticas, que les hacían caer sin sentido, de manera de poder ayudarles a reencarnar, y así se pudo cumplir la profecía del Apocalipsis.

Y todo éste conocimiento suministrado por Entidades de elevado conocimiento, nos explicará quienes son esos millones de espíritus y el exilio de mil años.

Pero nos queda por saber aún muchas cosas. Por ejemplo, ¿en qué tiempo fueron liberados?

En el año de 1009, comenzaron a formase las Cruzadas – ya nos parece familiar este nombre – dirigidas por Sergio IV. Recordemos lo que dice la Revelación de Juan: “Cuando se complete los mil años, Satanás será suelto de su prisión…” Satanás no existe.

Es un símbolo del mal y aquí refleja a ese batallón rencoroso y vengativo que, una vez en la carne, se dejan guiar por esos sentimientos inferiores. Satanás seria suelto por poco tiempo, ¿qué significa?

Pues casi todos ellos desencarnaban pronto y de forma violenta, debido a las guerras.

Eran conducidos a nuevas prisiones y de ahí a nuevos cuerpos que nacerían diseminados por todas las naciones del mundo, para que aprendiesen, con dolor, a modificar sus sentimientos inferiores, aunque eso ocurriera mucho después.

La transición en un ser no se da de un día para otro; a veces se necesitan siglos para despertar a las verdades inmortales.

Tras las Cruzadas, donde podían participar todos los que quisieran, debido a las indulgencias que eran concedidas, para aumentar los ejércitos; de ahí que fuesen millares los voluntarios, pasamos a la Inquisición, otra institución de vejación y tortura, comandada por los mismos espíritus mejorados, aunque muy poco.

De la Inquisición se sabe mucho más, que de las Cruzadas, donde se cometieron actos más viles y despóticos, que en su sucesora.

Un ejemplo de la clase de espíritus que comandaron las Cruzadas y más tarde la Inquisición, lo encontramos en Hitler, uno de los últimos príncipes de la gran ciudad: Cruzada.

Renaciendo en Alemania, y todavía con mucho odio en su corazón, persiguió y aniquiló a muchos de sus antiguos adversarios, ahora encarnados en judíos, que no pudieron escapar a ese reajuste con la Contabilidad Divina.

Así se pudo vivir una de las masacres más vergonzosas de nuestros tiempos: La 2ª Guerra Mundial de 1939 – 1945.

El mirando su esvástica, sentía las reminiscencias del pasado, ante otra cruz similar, cosa que le hacía sentirse el amo del mundo.

Como la Misericordia de Dios no tiene fin, al lado de todos los espíritus sanguinarios, también se situaban los Espíritus de luz, para que el planeta no fuese un caos sin límites.

Fueron muchas las figuras de luz que visitaron el planeta para consuelo de los hombres de bien, que la mayoría de las veces no estaban situados en la cima de las Iglesias, sino fuera de ellas, sirviendo honestamente a Jesús.

Vamos a recordar otro pasaje: Apl. 17: 3,4. “Llevome en espíritu al desierto, y vi una mujer sentada sobre una bestia roja, llena de nombres de blasfemia, la cual tenía siete cabezas y diez cuernos. La mujer estaba vestida de púrpura y grana, y adornada de oro y piedras preciosas y perlas, y tenía en su mano una copa, llena de abominaciones y de las impurezas de su fornicación. ”

¿Qué nos recuerda esta simbología?: Lamentablemente a la Iglesia, que en todos los acontecimientos sangrientos y en nombre de Dios, presidió siempre.

Aliándose a los reyes y gobernadores de la Tierra, torturó, humilló, expolió, estafó y mató.

Siempre el nombre de Dios en su boca y en la mano la espada que mata.

Juan debió de tener ciertas dificultades para interpretar la Revelación, que a él fue ofrecida; de ahí, esa simbología de la mujer; la Iglesia, con sus rituales, tesoros y apego a la adoración de la forma, y nunca del fondo.

La bestia; los instintos perversos de los que la Iglesia no carecía, en el trato constante con entidades inferiores.

Los pactos satánicos realizados en secreto.

Así, a grandes rasgos, podemos ver en la simbología del Apocalipsis, toda una interpretación de los hechos acontecidos antes de la venida de Jesús, y después de su partida; siendo por mucho tiempo la Tierra un campo de desolación y miseria, al no querer el hombre, Espíritu eterno, comprender y aceptar las Leyes Divinas, que en todo tiempo han regido el universo; haciendo a ese mismo hombre desdichado e infeliz, sumergido por milenios en la escuela del dolor y la rectificación.

Dios quiera que pronto cese tanta inferioridad, tanto odio que ciega, y tanta ignorancia. Jesús nos ilumine.

Por Isabel Porras González. Publicado en la revista “Amanecer Espírita”

Escrito por Isy

Isy

Isabel Porras González es co-fundadora del Centro de Estudios Espíritas Allan Kardec de la ciudad de Málaga. Traductora de varios libros de Espiritismo al español. Actualmente es miembro del grupo Amanecer Espírita en Los Barrios – Cádiz.


NOTA DE ZONAESPIRITA.COM - Nos consideramos una página web que fomenta el libre pensamiento y la reflexión personal. Los contenidos y artículos publicados por nosotros en ZonaEspirita.com independientemente de cual sea su autor y fuente (incluido colaboradores) no tiene porque representarnos total o parcialmente. Reiteramos que, cabe a usted lector, en última instancia, analizar cada contenido de forma independiente y llegar a una conclusión pensando por sí mismo.

Publicado 15 diciembre, 2021 por Isy en la/s categoría/s "Opinión personal

3 COMENTARIOS :

  1. By Emily on

    A mí lo que me gustaría es saber de dónde ha sacado la Sra. Isabel Porras toda esta presunta información, y si la ha verificado, contrastado, cómo lo ha hecho:

    “ Para que Jesús descendiera a la Tierra, se hacía necesario que Ingenieros Siderales, limpiasen el orbe, para que los atentados contra la Buena Nueva, no tuviesen alteraciones, ya que era un designio de Dios y éstos, se cumplen siempre. Una falange de Espíritus Puros, se acercaron a la Tierra, retirando de ella dos billones de espíritus animalizados”.

    “ Los espíritus exiliados de la Tierra fueron recluidos en zonas inferiores, dadas sus vibraciones muy inferiores, y fueron puestos en diversas zonas y divididos en diversos grupos, para mayor seguridad. Se construyó una macro-ciudad de nombre Cruzada; su forma era de cruz, que se rompía en sus cuatros puntas, y en cada una de ellas, fue creado un Reino; cada cual contando con un príncipe.

    Esos millones de espíritus se organizaron, por haber entre ellos muchos intelectuales, magos, arquitectos de aquel tiempo, hechiceros etc. Y dada la asociación de esos espíritus afines, se idearon y planearon un sin número de proyectos infernales para la futura liberación. La ciudad estaba constituida de materia viscosa, que ellos tuvieron que aprender a modelar, para un mejor movimiento en ella, y fue construida en la línea del Ecuador, para que el Sol cooperase con ellos, en su mejora. Los vicios eran incontables, la falta de pudor, el abuso del sexo, la brutalidad, la perversidad era la tónica general. Allí permanecieron por mil años, y después fueron encontrando medios para liberarse; medios que les fueron proporcionados sin ellos saberlo, los Espíritus Mensajeros de Jesús. Al liberarse pasaron por franjas electromagnéticas, que les hacían caer sin sentido, de manera de poder ayudarles a reencarnar, y así se pudo cumplir la profecía del Apocalipsis. Y todo éste conocimiento suministrado por Entidades de elevado conocimiento, nos explicará quienes son esos millones de espíritus y el exilio de mil años.”

    “ Eran conducidos a nuevas prisiones y de ahí a nuevos cuerpos que nacerían diseminados por todas las naciones del mundo, para que aprendiesen, con dolor, a modificar sus sentimientos inferiores, aunque eso ocurriera mucho después.”

    “ Un ejemplo de la clase de espíritus que comandaron las Cruzadas y más tarde la Inquisición, lo encontramos en Hitler, uno de los últimos príncipes de la gran ciudad: Cruzada.”

    “ El mirando su esvástica, sentía las reminiscencias del pasado, ante otra cruz similar, cosa que le hacía sentirse el amo del mundo.”

    “ Fueron muchas las figuras de luz que visitaron el planeta para consuelo de los hombres de bien, que la mayoría de las veces no estaban situados en la cima de las Iglesias, sino fuera de ellas, sirviendo honestamente a Jesús.”

    “ Los pactos satánicos realizados en secreto.”

    Gracias, un cordial saludo.

    Responder
  2. IsyBy Isy (Autor del artículo) on

    Estimada Emily son trechos que he traducido de libro de Cairbar Schutel “Interpretação Sintética do Apocalipse”. Este artículo lo escribí hace muchos años, error mío no haber puesto la fuente de esta información. Reciba un abrazo fraterno.

    Responder
  3. By Emily on

    Gracias por su respuesta, Isabel; en ese caso, debería hacerle la pregunta a Cairbar Schutel, pero me temo que no es probable que me conteste desde donde esté.
    Un afectuoso saludo.

    Responder

Deja un comentario