El Infierno y los Demonios

Fundándose en los casos de obsesión, en las ruidosas manifestaciones de los Espíritus ligeros y burlones, la Iglesia ha creído deber atribuir a los demonios todos los fenómenos del Espiritismo, y condenarlos como inútiles o peligrosos.

Antes de rechazar esta interpretación, conviene primero recordar que el catolicismo ha acogido de la misma manera todos los grandes descubrimientos, todos los progresos considerables que han marcado las etapas de la historia.

Son muy pocas las conquistas científicas que no hayan sido consideradas como obras diabólicas.…

Dale que hay más ...